Rizhao Steel

Forjando la eficiencia

A causa de la desaceleración económica de China y la caída de la demanda de acero, la industria siderúrgica del país busca nuevas formas de reducir los costes de producción. Evolution visita Rizhao Steel.

Texto Anna Albien Fotos Cheng Kwok-Keung

Mantenimiento Metalurgia Otros productos y servicios Otros servicios

Resumen

La Solución Integral de Mantenimiento SKF

Cada activo industrial, desde su compra hasta su eliminación, cuesta dinero. La fase de explotación y mantenimiento representa cerca del 45% del coste total de propiedad de un activo. En la industria siderúrgica es fundamental controlar los costes durante todo el ciclo vital del activo, especialmente en el caso de la maquinaria crítica, donde no puede tolerarse ningún fallo, como en un laminador.
Una Solución Integral de Mantenimiento (IMS) SKF puede reducir el coste total de propiedad de un activo en cada fase de su ciclo vital. El primer paso es la evaluación: se identifican los procesos clave, las tecnologías y los cambios de mentalidad requeridos. El siguiente paso consiste en reducir todos los costes asociados a la adquisición, entrega y gestión de existencias. En estrecha colaboración con su red de distribuidores autorizados, SKF reduce los costes de tramitación, libera el capital inmovilizado en existencias y garantiza la disponibilidad y entrega de recambios cuando sean necesarios.
A continuación, se establece una estrategia para garantizar que las actividades de mantenimiento aporten valor al negocio. Todos los aspectos del mantenimiento pueden integrarse en sistemas de gestión de activos empresariales/gestión del mantenimiento asistido por ordenador (EAM/CMMS).
Mediante un proceso definido, que incluye actividades de monitorización del estado y análisis de causas raíz de fallos, se aplica un proceso de mantenimiento proactivo de la fiabilidad (PRM), que establece objetivos de mejora en forma de indicadores clave de rendimiento, o KPIs.
Se actualiza la tecnología para mejorar dentro de lo posible el rendimiento de las máquinas. El personal cualificado de SKF puede hacerse cargo de las tareas de mantenimiento de precisión, como la alineación por láser, el equilibrado de rotores y la instalación de rodamientos críticos. Y, por último, la formación continua consigue que las destrezas de mantenimiento del personal mejoren constantemente.

Enlaces relacionados

Rizhao Steel

SKF Integrated Maintenance Solutions

Contacto de venta

Thomas Fang, Thomas.Fang@skf.com

Según la Asociación Mundial del Acero, cerca del 50% de la producción global de acero se utiliza en el sector de la vivienda y la construcción, que lo convierte en su mayor consumidor. China es el mayor productor y consumidor de acero del mundo; sin embargo, 2012 fue un año difícil para la industria siderúrgica china. Sus beneficios se desplomaron casi un 96% en el primer semestre comparado con el mismo periodo del año anterior.

La empresa siderúrgica china Rizhao Steel, situada en la costa este de China, sabe que, en épocas de baja demanda, se pueden ahorrar costes aumentando la eficiencia de sus plantas.
Ya en 2007, Rizhao empezó a mejorar la eficiencia de sus activos contratando a SKF una Solución Integral de Mantenimiento, o IMS, para su instalación más crítica, el laminador de perfiles en doble T.

Liang Dong, responsable de Asset Management Services en SKF China, explica: “Tras la primera valoración, nos dimos cuenta de que Rizhao tenía una alta capacidad de ejecución pero carencias en su planificación global, sobre todo en criterio estratégico. La primera fase de un proyecto es la más difícil puesto que el cliente todavía no tiene confianza en la empresa y no acaba de creer que se puedan conseguir los grandes resultados que se le presentan”.

SKF vinculó el proyecto con indicadores clave de rendimiento (KPIs) relacionados con las propias estrategias de negocio de Rizhao.

“Es la primera vez que basamos un proyecto del sector metalúrgico en KPIs”, dice Dong. “A través de los KPIs, podemos convencer al cliente que no corre ningún riesgo al firmar  un contrato con nosotros. Desde el principio hasta el final, dirigimos el proyecto, lo medimos, lo controlamos y luego mostramos los resultados”.

Wei Li-hua, vicepresidente de Rizhao y responsable de la gestión de activos, comenta: “El proyecto IMS de SKF es un proyecto piloto para nuestra empresa y exige a ambas partes una colaboración estrecha para explorar una nueva filosofía y nuevos conceptos de gestión para lograr resultados y beneficios óptimos para nuestro negocio”.

El contrato de cuatro años incluía un sistema de gestión del mantenimiento asistido por ordenador (CMMS), la instalación de 450 sensores permanentes, la implantación del análisis de causas raíz de fallos (RCFA) y soporte para mejorar la fiabilidad de máquinas, entre otros servicios.

Rizhao obtuvo un gran rendimiento de su inversión. El tiempo de inactividad no planificada pasó de 911 minutos al mes en 2007 a 77 minutos en 2011. El coste de las piezas de recambio por tonelada bajó un 48%. “El hecho de que podamos conseguir estos increíbles resultados se debe a que trabajamos e innovamos junto con el cliente”, dice Dong. “Obviamente, sin la colaboración del cliente no sería posible”.

Rizhao ha renovado el contrato por otros dos años y está reproduciendo en otras partes de la planta el éxito conseguido con el laminador de perfiles en doble T. Por ejemplo, SKF trabaja con Rizhao en los diseños originales de maquinaria y le ayuda a transferir el conocimiento adquirido con el proyecto IMS a la creación de una nueva línea de producción.

Para Dong, los logros de este proyecto no son más que el comienzo. “Vamos reproduciendo este éxito con otros clientes y en otros segmentos como el de la generación de energía”, dice. “Y ya hemos conseguido varios éxitos”.

Contenido relacionado