A container carrier in Rotterdam port.

Mayor relevancia en en el sector marino global

SKF ha aumentado significativamente su presencia en la industria marina con la adquisición del fabricante alemán de componentes navales Blohm + Voss Industries. La nueva filial SKF Blohm + Voss Industries GmbH contribuirá a que el Grupo se convierta en un experto en el sector y en el colaborador predilecto a la hora de desarrollar aplicaciones.

Autores:
David LH Johansson, Jefe de desarrollo del sector marino, SKF Gotemburgo, Suecia
Martin Johannsmann, Consejero Delegado, SKF BVI, Hamburgo, Alemania

Diseño Mantenimiento Sellos Transporte y logística

Resumen

La ambición de SKF por impulsar los productos y servicios destinados a la industria marina se ha materializado con la adquisición de una empresa líder en el sector, dueña de una gama de productos y servicios que complementan a la perfección los de SKF. SKF Blohm + Voss Industries GmbH, la nueva filial, dotará a SKF de mayor relevancia y presencia en el sector marino global.

Enlaces relacionados

Marine Solutions

SKF BVI

Contacto de venta

Staffan Holmberg, Staffan.Holmberg@skf.com

Durante más de 70 años, los expertos de SKF han trabajado en el desarrollo de productos navales clave. Con la incorporación de Blohm + Voss Industries (BVI), la cartera de productos SKF para el sector marino se amplía hasta incluir componentes de eje (como tubos de bocina, obturaciones y rodamientos hidrodinámicos), así como estabilizadores y separadores de agua y aceite. Las soluciones de SKF, que van desde los acoplamientos y productos de transmisión, hasta las unidades integradas para sistemas de propulsión, reducen los costes operativos y ayudan a las empresas a cumplir con los exigentes requisitos medioambientales.

La unidad de negocio de SKF destinada al sector marino, SKF Blohm + Voss Industries, posee una red mundial de agentes de venta especializados, con un excelente acceso al mercado. Gracias a ello, SKF puede promocionar bien sus productos en astilleros y compañías navieras. A cambio, SKF abre numerosas oportunidades en fabricantes de sistemas de propulsión. Además, SKF Blohm + Voss Industries posee un gran número de estaciones de mantenimiento y reparación. Su labor contribuirá a estrechar las relaciones de SKF con los clientes y a incrementar el número de oficinas de SKF dedicadas al sector marino en todo el mundo.

Atender las demandas de la industria naval
Las flotas modernas necesitan mantener su rentabilidad a pesar del aumento en el coste del combustible, de unas normativas medioambientales cada vez más estrictas y del peso que van adquiriendo aspectos como la salud y la seguridad. Cuando los clientes son navieras importantes que cuentan con flotas de barcos cada vez más especializados y buscan optimizar el ciclo de vida de sus buques, cumplir con los objetivos de productividad y reducir los costes de mantenimiento y reparación resulta clave. Para los diseñadores y proveedores de sistemas, esto significa desarrollar productos más fiables que consigan un mayor ahorro de combustible. Mientras que los astilleros buscan impulsar la productividad y reducir los costes de producción, el objetivo de las compañías navieras es incrementar al máximo el tiempo en el mar, reducir los costes de mantenimiento y ofrecer a la tripulación un entorno de trabajo seguro.

El propósito de SKF es ser capaz de atender a todos los sectores de la industria y convertirse en el proveedor y colaborador preferido de fabricantes y astilleros a la hora de desarrollar aplicaciones. Además, SKF también pretende alzarse como líder en materia de servicios de gestión de activos destinados a los usuarios finales del sector. Por eso, la empresa se reparte entre los distintos segmentos de la industria naval, prestando especial atención a los sectores de la marina mercante, offshore/pesqueros, y barcos de pasajeros/cruceros, entre otros. La incorporación de los activos y la cartera de SKF Blohm + Voss Industries –una empresa muy valorada en el sector– consolidará el prestigio y la posición de SKF como actor destacado en el ramo.

Actividades y competencias de BVI
BVI nace de los astilleros y la fábrica de maquinaria Blohm + Voss, fundados en 1877, y hoy cuenta con más de 400 empleados en plantilla. Con sede en Hamburgo, sus actividades y competencias encajan muy bien con las de SKF y complementan la actual gama de productos y servicios marinos del Grupo (fig. 1). Sus sistemas de obturación y rodamientos hidrodinámicos, tan importantes en esta industria, sirven para fortalecer los servicios que ofrece SKF, dotándolos de una presencia complementaria en el mercado. Todo ello gracias a las filiales BVI de propiedad mayoritaria en Shanghái, Hong Kong, Singapur y Busan (Corea del Sur), a participaciones minoritarias en empresas de Andover (Reino Unido) y Kobe (Japón), y a una red de 60 agentes y oficinas de venta repartidas por todo el mundo. Tras su compra y cambio de nombre, SKF Blohm + Voss Industries GmbH pasa a ser parte integrante del Grupo SKF, una de las empresas de ingeniería de mayor renombre, con más de 47.000 empleados y un volumen de negocio de unos 8.000 millones de euros.

Productos y servicios
SKF Blohm + Voss Industries se especializa en tres familias de productos: 1) componentes de eje [como obturaciones para tubos de bocina (fig. 2), rodamientos hidrodinámicos (fig. 3) y sistemas completos de tubos de bocina], 2) estabilizadores (fig. 4), y 3) separadores de agua de sentina. El producto más vendido es la obturación para tubos de bocina, que se fabrica en muchas versiones. Está diseñada para proteger al tubo y sus partes de la entrada de agua salada y  para evitar que se produzcan fugas de aceite. Estas obturaciones elastoméricas con labio para sistemas de propulsión lubricados con aceite y agua (conocidas como SIMPLEX-COMPACT) cuentan con anillos obturadores flexibles de larga duración que se adaptan automáticamente al movimiento del eje. Es un producto destacado, muy fiable, fácil de instalar y mantener.

La gama SIMPLEX-COMPACT incluye obturaciones mecanizadas para sistemas de propulsión lubricados con aceite y agua, fabricadas en multitud de tamaños y diseños. Las principales ventajas de estas obturaciones para tubos de bocina son sus coeficientes de presión definidos y su alto nivel de resistencia al desgaste.

El abanico de productos comprende también varios tipos de rodamientos, que pueden suministrarse obturados para cumplir con la estricta normativa sobre seguridad marítima y contaminación (SOLAS). La gama SIMPLEX FlexiTube también permite distribuirlos a modo de sistema completo (con estructura de apoyo, casquillos y obturaciones). La división de componentes de eje para buques nuevos y el sector postventa representa una parte significativa del negocio global.

Entre sus otras gamas de productos, los separadores de agua de sentina TURBULO MPB poseen un diseño muy compacto y son fáciles de usar, además de cumplir con creces la normativa vigente en materia de separación de aceites. Los sistemas de estabilización activa SIMPLEX-COMPACT son estabilizadores de aleta con función retráctil y no retráctil (figs. 4 y 5) y sistemas de estabilización del timón. Se ha demostrado que su diseño moderno cumple con la normativa de los organismos y autoridades internacionales de clasificación. Reduce el balanceo, y tiene unos costes de instalación y propiedad limitados. Finalmente, los sistemas de gobierno SIMPLEX-COMPACT disponen de rodamientos combinados de tope y de posicionamiento del timón que, además de durar mucho, son extremadamente resistentes a choques y vibraciones.

Esta gama de productos amplía la oferta de SKF, al no solaparse con los rodamientos SKF diseñados para aplicaciones marinas. Por ejemplo, los rodamientos hidrodinámicos son una incorporación completamente nueva. La cartera de productos de BVI no sólo complementa la actual gama de SKF para la industria naval, sino que también supone un importante “centro de actividad” para SKF en el sector.

SKF Blohm + Voss Industries está homologada por las sociedades de clasificación GL, LR, ABS y RMRS en materia de autocertificación. Esto permite reducir el tiempo de espera del cliente, y también constituye una garantía de calidad (ya que los principales organismos de certificación someten a la empresa a auditorías periódicas). Además, estos últimos también confían a la empresa ensayos y validaciones de productos.

Investigación y desarrollo
La integración de BVI en SKF ha impulsado, entre otros, el campo de la I+D. El objetivo es ofrecer a los clientes soluciones que reduzcan los costes operativos del buque durante todo su ciclo de vida; que mejoren la eficiencia energética, la disponibilidad de los activos, la salud, la seguridad y el rendimiento medioambiental (HSE).

En algunos proyectos, SKF ya ha aplicado sus conocimientos para darle su toque a los productos de BVI. Un ejemplo es la integración de las unidades de lubricación SKF/Lincoln en obturaciones y aplicaciones de rodamientos.

BVI ha colaborado durante muchos años con la Universidad Técnica Hamburgo-Harburg en proyectos sobre nuevas tecnologías en materia de obturaciones. Con la Universidad de Rostock tiene previsto colaborar para crear rodamientos específicos para el sector marino. La empresa también mantiene una estrecha relación con otras instituciones, incluyendo la Universidad Técnica de Dresden. Los resultados de estos proyectos conjuntos retroalimentan continuamente los procesos de desarrollo propios.

Ventajas para el cliente
A los clientes del sector marino, esta nueva incorporación al Grupo SKF les brinda acceso a la extensa cartera de productos y servicios que SKF ofrece en materia de rodamientos, obturaciones y sistemas de lubricación, al igual que en el campo de soluciones y servicios de mantenimiento y monitorización de estado.

Gracias a esta ampliación de negocio, las relaciones comerciales con importantes empresas del sector se han visto fortalecidas: la cartera de productos es mayor, y los conocimientos sobre aplicaciones, más sólidos. Los productos y servicios de SKF para el sector marino se ofertan en las oficinas de BVI de todo el mundo, una política que no tiene visos de cambiar a corto plazo. Fruto de la presencia de SKF en otras industrias, también se han logrado montar y mecanizar aplicaciones no marinas, como ejes principales de turbinas eólicas.

Los clientes podrán beneficiarse de la avanzada tecnología de SKF, combinada con la experiencia de BVI en astilleros y el sector naval. La nueva organización se convertirá en el mejor apoyo de la industria marina, a la que suministrará componentes clave y ofrecerá servicios rápidos y fiables, además de desarrollar nuevas aplicaciones capaces de hacer frente a los retos de un sector siempre cambiante.

Contenido relacionado