El motor LEAP representa un gran paso adelante en tecnología.

Un enorme salto hacia adelante

Nunca antes un motor de avión había despertado tanto entusiasmo como el LEAP. Ahora, un aumento sin precedentes en la producción de este motor de nueva generación, desarrollado por Safran y GE Aviation a través de CFM International, está poniendo a prueba a sus fabricantes.

Texto Sylvie Halimi
Fotos Safran, Audrey Bardou

Industria aeroespacial

LEAP (Leading Edge Aviation Propulsion) es el merecido nombre de un nuevo motor. Se trata de un importante avance tecnológico que está revolucionando la industria aeroespacial.

En el clima actual de preocupación por el medioambiente, el motor LEAP ofrece una reducción del 15% del consumo de combustible y las emisiones de CO2, y del 50% en las emisiones de NOx en comparación con el CFM56, el motor de avión más vendido del mundo con más de 29 000 unidades entregadas hasta la fecha, y utilizado por más de 550 operadores en todo el mundo para propulsar aviones de pasillo único. El motor LEAP también destaca por su confiabilidad, con un 99,98% de despegues puntuales, y cumple las normas más estrictas en materia de emisión de ruido, a la vez que iguala la confiabilidad y los bajos costos de mantenimiento del CFM56.

El motor LEAP está equipado con 18 aspas de turbina de un material compuesto duradero.

El motor LEAP está equipado con 18 aspas de turbina de un material compuesto duradero.

SKF y Safran

SKF suministra todo tipo de rodamientos para eje principal de motores LEAP a Safran Aircraft Engines, además de muchos tipos de rodamientos para transmisiones. De las 12 plantas de SKF que fabrican para la industria aeronáutica en distintas partes del mundo, las plantas europeas en Valenciennes, Francia, y Villar Perosa, Italia, se dedican a fabricar estas piezas. Ante el fuerte incremento de las cifras de producción de motores LEAP –los ingresos por ventas de SKF a Safran se duplicaron en 2016 y 2017, y se volverán a duplicar en 2018– SKF ha tenido que ampliar y modernizar las dos plantas.

El LEAP fue diseñado íntegramente desde cero, algo que raras veces sucede en la industria aeronáutica. Como innovación de principio a fin, ha despertado un entusiasmo enorme entre los que trabajaron en el proyecto durante varios años.

“A la hora de cumplir las exigencias de los tres pilares de su rendimiento operativo, que son calidad, entrega y costo, nuestros proveedores desempeñan un papel fundamental”, explica Hélène Moreau-Leroy, patrocinadora SKF First Circle y antigua CEO de Safran Transmission Systems. Ha vivido intensamente esta aventura industrial, colaborando estrechamente con los equipos de la Unidad de Negocio Aeroespacial de SKF.

“En 2014, Safran creó el modelo de círculo interno con el objetivo de cimentar una colaboración muy estrecha con un grupo selecto de proveedores importantes”, continúa Moreau-Leroy. “Dentro de este círculo, SKF es el único proveedor de rodamientos para eje principal de motores y para transmisiones”.
    

Safran

Safran es un grupo internacional de alta tecnología especializado en los mercados de propulsión y equipamiento de aviones, espacio y defensa. El grupo cuenta con una presencia global, con más de 58 000 emple­ados en todo el mundo y una cifra de ventas de 16 500 millones de euros en 2017.

Safran cotiza en Euronext Paris y es una de las empresas integrantes de los índices bursátiles CAC40 y Euro Stoxx 50.

En febrero de 2018, Safran adquirió Zodiac Aerospace, lo que supuso una ampliación significativa de su negocio de equipamiento de aviones. Hélène Moreau-Leroy, patrocinadora SKF First Circle y antigua CEO de Safran Transmission Systems, ha sido nombrada directora del proyecto de integración de Zodiac.

www.safran-group.com

Como patrocinadora SKF First Circle, su función es actuar de garante ante los equipos operativos. Verifica la alineación estratégica de las actividades de las dos partes y asegura un flujo correcto de la información. Asimismo, vela por el buen funcionamiento de las sinergias entre los distintos actores. Además, dice Moreau-Leroy, “es fundamental que los proyectos de Investigación y Tecnología estén orientados hacia los desafíos del futuro”.

La confianza forma la base de la relación con los proveedores del círculo interno. “Para alcanzar los resultados que necesitamos, debemos explicarles cómo están evolucionando nuestras necesidades”, afirma Moreau-Leroy. “Afortunadamente, los fabricantes clave pueden garantizarnos que disponen de la capacidad para aumentar el ritmo de producción.

Fabricantes como SKF pueden garantizarnos su capacidad para afrontar un aumento del ritmo de producción.Hélène Moreau-Leroy, patrocinadora­ SKF First Circle en Safran

De hecho, a lo largo de los próximos meses y años, irán incorporando mejoras en sus instalaciones de producción”.

Eso es precisamente lo que hizo SKF, teniendo en cuenta el impresionante éxito comercial del LEAP. “El desafío fue inmenso”, dice Laurent Peinetti, gerente global de cuentas para el Grupo Safran en SKF. “Para poder acometer este incremento rápido de la producción, hemos movilizado todas nuestras competencias y realizado inversiones importantes. A raíz del programa LEAP, hemos transformado y mejorado totalmente nuestras instalaciones de producción”.

Línea para el montaje final de motores LEAP.

Línea para el montaje final de motores LEAP.

Montaje final del motor LEAP-1A.

Montaje final del motor LEAP-1A.

Montaje final del motor LEAP-1A.

  

Contacto de venta

evolution@skf.com

Fruto de este esfuerzo, SKF pudo entregar a Safran su rodamiento para eje principal de motores LEAP n.º 1 000 a finales de septiembre de 2017. Y este ritmo se mantiene. A día de hoy, el motor LEAP está propulsando algunos centenares de aviones de nueva generación –Boeing 737 MAX y Airbus A320neo– y ha recibido más de 14 000 pedidos (firmes o provisionales) de unos 170 operadores.

¿Y de cara al futuro? Safran y SKF ya están trabajando conjuntamente en proyectos de motor, con horizonte hasta 2030. Consumirán menos combustible, serán más silenciosos y tendrán un rendimiento más alto. Más allá de esto, las visiones del futuro de la aeronáutica son más propias de la ciencia ficción.

La fuerza y la confiabilidad de la aeronáutica se plasman en la vida diaria.Hélène Moreau-Leroy, patrocinadora SKF First Circle en Safran

“Lo más importante”, dice Moreau-Leroy, “es el aquí y ahora. La fuerza y la confiabilidad de la aeronáutica se plasman en la vida diaria. Transportamos cientos de miles de pasajeros cada día. Eso es lo que debe determinar nuestra forma de trabajar. Precisión, rigor, excelencia operativa, la capacidad de garantizar todas nuestras actividades, nuestros resultados, eso es lo que nos importa realmente”.

Norwegian-operated Boeing 737 MAX equipped with LEAP engines.

Un Boeing 737 MAX operado por Norwegian y equipado con motores LEAP.

Contenido relacionado