easyrig

Una mano amiga

Hace unos 20 años, un camarógrafo sueco que sufría dolores de espalda concibió un innovador soporte para cámaras. Hoy, su solución, Easyrig, se utiliza en rodajes de todo el mundo.

Texto Erik Aronsson Fotos Easyrig, Cheng Kwok-Keung

Rodamientos rígidos de bolas Otra industria Otros servicios

Datos

Easyrig
Easyrig es una empresa de propiedad privada con sede en Umeå, en el norte de Suecia. Tiene 5 empleados a tiempo completo, además de entre 5 y 7 estudiantes que trabajan durante los veranos.

Hay cinco modelos distintos disponibles de Easyrig:
– Easyrig 2,5: para aplicaciones menos exigentes. Se puede suministrar una gama de muelles de gas para cámaras con un peso máximo de 15 kilogramos.
– Easyrig 3 Cinema: para cámaras con un peso máximo de 25 kilogramos.
– Easyrig Mini: creado específicamente para cámaras más pequeñas, con un peso máximo de 6 kilogramos.
– Easyrig Gimbal Rig: para cardanes manuales (un soporte giratorio que permite girar la cámara alrededor de un solo eje).
– Easyrig Vario 5: puede ajustarse para distintas cámaras, con una gama de pesos de entre 5 y 17 kilogramos.
www.easyrig.com

Enlaces relacionados

Easyrig

Contacto de venta

, Kundservice.Sverige@skf.com

Luego de trabajar largas horas durante el campeonato mundial de balonmano de 1993 en Suecia, el camarógrafo Johan Hellsten supo en carne propia lo doloroso que puede llegar a ser llevar una cámara de televisión sobre los hombros. Contratado por la Televisión Sueca, cubría dos o tres partidos diarios y la pesada cámara, apoyada en su hombro derecho, le provocaba dolores en la espalda, el hombro y el brazo.

“Pensé que sería mucho más fácil si la cámara estuviera suspendida de un alambre fijado al techo”, dice Hellsten. Senderista experimentado, también pensó que la carga sería mucho menor si se llevara sobre la espalda, como si fuera una mochila, con lo que la mayor parte del peso se soportaría desde la cadera.

Con estas ideas, se puso a trabajar en un prototipo, compuesto por un soporte sobre la espalda y una barra que pasaba por encima de la cabeza. En el interior de la barra, un alambre estaba conectado a un muelle de gas, desde el cual se suspendía la cámara.

“Al final, todo funcionó tal como lo había previsto”, dice Hellsten. “El peso de la cámara ya no se cargaba sobre el hombro y llevarla era mucho más fácil”.

Otros camarógrafos no tardaron en fijarse en su invento y le preguntaron si podía construir uno similar para ellos.

“Se puede decir que fue el verdadero comienzo de Easyrig”, dice Hellsten. “Empecé a construir soportes a pequeña escala en mi tiempo libre, y producía unas pocas unidades al año”. Hellsten siguió desarrollando y perfeccionando su invento, y el negocio siguió creciendo. En 2012, dejó su empleo como camarógrafo para dedicarse a tiempo completo al negocio de Easyrig.

Hasta hoy, se han vendido más de 6000 unidades Easyrig. Hay cinco modelos, que se pueden ver en localizaciones de rodaje de películas en todo el mundo. Éxitos de taquilla como la trilogía de El Hobbit, de Peter Jackson y El Niño 44, dirigida por Daniel Espinosa, han sido rodados con la ayuda de las unidades Easyrig.

En 2015, se lanzó un nuevo modelo Vario 5. Los modelos anteriores llevaban incorporado un muelle de gas diseñado para soportar cámaras con un peso específico. El modelo Vario 5 se caracteriza por un rango de peso ajustable, que va desde 5 hasta 17 kilogramos. Al girar un tornillo de ajuste situado en la parte posterior del soporte, el usuario puede modificar la tensión del alambre para diferentes modelos de cámara.

“Para conseguir esta flexibilidad, intentamos hacer ajustable la presión en el interior del muelle de gas, pero surgieron complicaciones”, dice Hellsten. “Luego, se nos ocurrió conectar el muelle de gas a un brazo mecánico que cambiaba el ángulo aplicado al alambre y, con ello, la tensión. Realmente me siento bastante orgulloso de esa idea y la estamos patentando”.

A pesar de su éxito, Hellsten mantiene un enfoque centrado de su negocio. El taller, situado en Umeå, en el norte de Suecia, se ha construido alrededor de su casa, a la que se han agregado anexos a medida que han crecido la actividad y los ingresos. Prefiere comprar los materiales utilizados en los soportes a proveedores locales y, a través de un convenio con la oficina local de desempleo, ofrece empleos de verano a los estudiantes locales.

“Cada verano, contratamos entre cinco y siete estudiantes para ayudarnos a acumular un stock de piezas para los soportes”, dice Hellsten. “Es bueno para todos. Creo que a más empresas les convendría ofrecer empleos de verano a estudiantes”.

A Hellsten le enorgullece decir que hace 15 años que no sube el precio de Easyrig 2,5.

“Tengo un plato en la mesa y un techo sobre la cabeza; es todo lo que necesito”, dice Hellsten. “Todos mis clientes son colegas de profesión. Lo que más gratifica es conocer a otro camarógrafo y que me diga: ‘Johan, Easyrig realmente me ha salvado la espalda’”.

El silencio es oro
Cuando un director de cine pronuncia las palabras mágicas “cámara, ¡acción!”, es fundamental que no haya ningún ruido extraño -como un soporte de cámara que se mueve- que invalide la toma. Una toma invalidada implica repetir tomas, costos adicionales y un equipo de rodaje enojado.

Por lo tanto, la ausencia de ruido fue un factor fundamental para Johan Hellsten, inventor de Easyrig, cuando buscaba rodamientos para los alambres de su soporte de cámara.

“Los rodamientos debían tener el mínimo de fricción posible y, preferentemente, ser totalmente silenciosos”, explica. “Los rodamientos de SKF cumplen estas exigencias. ¿Por qué buscar a otro proveedor?”.

Para Easyrig, se utilizan rodamientos rígidos de una hilera de bolas sellados.

“Normalmente, los pedimos en lotes de 20.000 unidades. Así, nunca nos quedamos sin rodamientos”, dice Hellsten.

Johan Hellsten, fundador y propietario de Easyrig. Montaje de una Easyrig Vario 5.

Contenido relacionado