El elevador de barcos visto desde lo alto de la Presa de las Tres Gargantas.

El gran elevador

El nuevo elevador de barcos de la Presa de las Tres Gargantas es el más grande y complejo del mundo. SKF colaboró con el Changjiang Institute of Survey, Planning, Design and Research, la empresa china responsable de su creación, en varios aspectos importantes del proyecto.

Texto Xu Xiao
Foto Getty Images

Soluciones marinas

Para cualquier persona que lo vea por primera vez, el elevador de barcos de la Presa de las Tres Gargantas parece más un edificio que un mecanismo.

Con una altura de elevación máxima de 113 metros, permite el paso de barcos de 3 000 toneladas. Su cámara y las instalaciones relacionadas pesan unas 15 500 toneladas, lo que lo convierte en el elevador de barcos más grande y complejo del mundo.

La investigación teórica del elevador, la fase final del Proyecto de las Tres Gargantas, se remonta a la década del cincuenta. Su diseño finalizó en 2007 y el período de pruebas empezó en septiembre de 2016.

Según Yu Qingkui, jefe de proyecto responsable del elevador de barcos del Changjiang Institute of Survey, Planning, Design and Research (CISPDR), dependiente de la Yangtze River Water Resour­ces Commission, su finalidad es mejorar la velocidad de tránsito de barcos en el río Yangtsé. Actualmente, afirma, un barco de 3 000 toneladas tarda unos 50 minutos en subir o bajar por el elevador de barcos, frente a las 3,5 horas que tardaría en pasar por la esclusa de cinco niveles.

El elevador de barcos de la Presa de las Tres Gargantas tiene una altura de elevación máxima de 113 metros, que permite el paso de barcos de 3 000 toneladas.

El elevador de barcos de la Presa de las Tres Gargantas tiene una altura de elevación máxima de 113 metros, que permite el paso de barcos de 3 000 toneladas.

Garantizar la seguridad de los barcos que lo usan es fundamental, explica Yu; elevar una cámara tan pesada hasta tanta altura exige un equilibrio de precisión. Por ello, cuenta con un sistema de contrapeso para compensar el peso de la cámara, y un sistema de engranaje y cremallera para subir y bajar la cámara.

El contrapeso de 15 500 toneladas, equivalente a la carga máxima de la cámara, está dividido en 16 grupos, colocados uniformemente a lo largo de las torres gemelas a cada lado de la cámara. El contrapeso está conectado a la cámara mediante 256 cables a través de 128 poleas de doble cable en la parte superior de las torres. Estas poleas se encargan de mantener un estado de equilibrio entre la cámara y el contrapeso, sea cual sea la posición de la cámara. Cuatro cremalleras dentadas instaladas en las torres recorren cada costado de la cámara, desde la parte inferior hasta la parte más alta. La cámara es accionada por cuatro piñones que engranan con las cremalleras dentadas.

Cada piñón es accionado por dos motores eléctricos. Todos los accionamientos están interconectados mediante ejes de sincronización situados bajo la cámara.

Gracias al sistema de contrapeso, los piñones y las cremalleras dentadas solo soportan unas 400 toneladas de peso en vez de 15 500 toneladas. Este sistema mejora considerablemente la eficiencia y reduce los costos energéticos.

Aunque el peso de la cámara se compensa con un contrapeso, sigue haciendo falta un sistema de seguridad; cualquier incidente, por pequeño que sea, podría tener consecuencias catastróficas. Asesorado por expertos, el CISPDR instaló un mecanismo de seguridad compuesto por un poste con tuerca y una corta sección roscada (varilla giratoria de bloqueo). Cuando la cámara experimenta una fuerza no equilibrada, las unidades motrices se detienen y la cámara queda inmovilizada en sentido vertical por el mecanismo de seguridad, con lo que se evitan posibles efectos catastróficos en caso de producirse un accidente.

Poleas de doble cable del sistema de contrapeso, equipadas con rodamientos de rodillos a rótula de SKF.

Poleas de doble cable del sistema de contrapeso, equipadas con rodamientos de rodillos a rótula de SKF.

SKF Explorer

SKF suministró rodamientos de rodillos a rótula SKF Explorer para el mecanismo de ascensión del elevador de barcos del Proyecto de las Tres Gargantas. El diseño­ interno optimizado y la mejora en la textura superficial reducen eficazmente la fricción, la generación de calor, el desgaste y el nivel de ruido, y cumplen las especificaciones en materia de precisión.

Asimismo, SKF suministra grasa para grandes cargas dotada de una excelente resistencia al agua, una propiedad necesaria­ para los rodamientos SKF Explorer, con el objetivo de prolongar significativamente el intervalo de mantenimiento.

SKF también suministra soluciones de sellado para los soportes de rodamiento­ y otros componentes críticos del elevador.

SKF Explorer es una marca registrada del Grupo SKF.

Después de analizar y comparar las alternativas, el CISPDR eligió rodamientos de rodillos a rótula y rodamientos axiales de SKF para el sistema de contrapeso, el sistema de accionamiento y el mecanismo de seguridad del elevador de barcos. También utilizó rótulas esféricas de SKF para los cilindros hidráulicos y el sistema de bloqueo de la cámara para asegurar el funcionamiento confiable del sistema de elevación.

SKF también suministró tuercas y bombas hidráulicas, además de otras herramientas de montaje y desmontaje, con la finalidad de maximizar la eficiencia en el mantenimiento.

Desde los inicios del Proyecto, el CISPDR ha contado con la considerable colaboración técnica de SKF y valora positivamente la gran calidad de sus productos y servicios.

Freddy Pan, jefe del segmento de energía hidráulica de SKF, explica que China Three Gorges Corp. es un cliente clave y, desde 2012, SKF presta servicios de asesoría técnica y otros servicios in situ para asegurar el funcionamiento y mantenimiento de las esclusas.

SKF es una empresa confiable y entrega sus productos en la fecha estipulada.
Yu Qingkui, jefe de proyecto, elevador­ de barcos de la Presa de las Tres Gargantas­

En 2014 quedó formalizada una colaboración comercial entre las dos empresas, fundamentada en el excelente rendimiento de los productos suministrados, afirma Yu. “Estamos satisfechos con los productos de SKF”, continúa. “SKF es una empresa confiable y entrega sus productos en la fecha estipulada”.

La colaboración entre las dos empresas está entrando en una nueva dinámica. Ahora, SKF no solo es el proveedor de rodamientos para el elevador de barcos de la Presa de las Tres Gargantas, sino también un proveedor de soluciones de sellado para los soportes de rodamiento y otros componentes críticos. Three Gorges continuará trabajando con SKF después de la entrada en servicio formal del elevador de barcos, a través de la compra de repuestos.
     

Contacto de venta

evolution@skf.com

“Es un orgullo para nosotros formar parte del mundialmente famoso Proyecto de las Tres Gargantas”, declara Pan. “Hemos ayudado a resolver muchos problemas, haciendo posible lo imposible. La colaboración ha marcado un nuevo hito en el sector, y repercutió positivamente tanto en el Proyecto como en SKF”.

Contenido relacionado