Un tren eléctrico de pasajeros de alta velocidad Lastochka.

Potencia rusa

Rusia, un país enorme, impone a sus ferrocarriles unas exigencias que no se dan en ningún otro país. Para afrontar este reto, Ural Locomotives fabrica una nueva generación de locomotoras. Actualmente trabaja en el sector ruso de trenes de alta velocidad (160 km/h), en plena expansión.

Texto Tobin Auber
Foto Alexander Belenky

Ferrocarriles Rodamientos de rodillos cónicos

Datos

Ural Locomotives
Ubicación: Verkhnyaya Pyshma, apenas al norte de Ekaterimburgo en los Urales rusos
Personal: 3 300 empleados
Fabrica: Las locomotoras de mercancías 2ES6 y 2ES10. La empresa también dispone de una planta de producción exclusiva para el tren de alta velocidad (160 km/h) Lastochka, con un contrato firmado con Russian Railways para su producción hasta 2023.
eng.ulkm.ru

 

Unidades de rodamientos de rodillos cónicos de clase G
SKF ha entregado a Ural Locomotives más de 11 000 unidades de rodamientos de rodillos cónicos de clase G. Originalmente, SKF fabricaba los rodamientos en Italia y los exportaba a Rusia pero ahora se producen en la fábrica de SKF en Tver, 200 kilómetros al norte de Moscú.

Las locomotoras eléctricas producidas por Ural Locomotives, una empresa conjunta de la multinacional alemana Siemens y el grupo ruso Sinara, son las más potentes de Rusia, un país donde la potencia es imprescindible. Las distancias son enormes –entre Moscú y Vladivostok, por ejemplo, median 6 500 kilómetros– y el mercado exige al transporte ferroviario trenes cada vez más largos y cargas más pesadas. Las locomotoras deben tirar hasta de 120 vagones, cargados de mineral de hierro, petróleo y carbón. La mayor parte de las estaciones de mercancías europeas ni siquiera están equipadas para acoger trenes tan largos.

2ES6 Sinara

La potente locomotora eléctrica 2ES6, “la Sinara”.

El difícil terreno ruso es otro desafío; las frecuentes pendientes son una dura prueba para trenes tan pesados.

En 2006, encargada por el operador ferroviario nacional Russian Railways, Ural Locomotives empezó a fabricar la 2ES6, “la Sinara”, una locomotora potente y confiable capaz de acarrear cargas de hasta 8 000 toneladas. Anteriormente, la empresa había trabajado en la modernización de las generaciones anteriores de locomotoras fabricadas en las décadas del setenta y ochenta (la serie VL-11).

La nueva locomotora permite ahorrar muchísimo dinero gracias a sus bajas necesidades de mantenimiento.
Denis Konteyev, ingeniero jefe de producción de locomotoras de Ural Locomotives

La locomotora 2ES6 está hecha casi íntegramente de piezas rusas, incluidas las unidades de rodamientos de rodillos cónicos (TBU) de clase G suministradas por la fábrica de SKF en la ciudad rusa de Tver. La fábrica de Ural Locomotives, situada cerca de Ekaterimburgo, ha cumplido un hito importante de producción: acabar su locomotora número 600 de esta clase.

“La locomotora permite ahorrar muchísimo dinero gracias a sus bajas necesidades de mantenimiento”, dice Denis Konteyev, ingeniero jefe de producción de locomotoras de Ural Locomotives. “Con la generación anterior de locomotoras, había que revisar a fondo los rodamientos de la caja de grasa cada 300 000 kilómetros, con la adición de lubricante, o simplemente cambiarlos. Sin embargo, con esta locomotora, esa distancia ha aumentado significativamente, a pesar de las difíciles condiciones climáticas y el gran peso de los cargamentos”.

Las cajas de grasa

Las cajas de grasa de la locomotora llevan unidades de rodamientos de rodillos cónicos de SKF.

En 2010, Ural Locomotives inició la producción de una locomotora eléctrica aún más potente, capaz de acarrear cargas de hasta 9 000 toneladas. La nueva locomotora, equipada con motores asíncronos fabricados en la fábrica de Siemens Elektroprivod en San Petersburgo, lleva TBU de SKF y un nuevo sistema de diagnóstico a bordo que informa sobre 600 parámetros distintos, a través de un canal de radio exclusivo, a los servidores en el departamento de transporte y reparaciones.

El sistema informa continuamente al conductor del tren de cualquier problema que pueda surgir, y le permite decidir inmediatamente las medidas que deben tomarse, lo que asegura un mayor grado de seguridad.

La eficiencia del transporte sigue siendo un factor importante. En el pasado, al subir pendientes empinadas, los empleados de Russian Railways tenían que dividir los trenes o poner el doble de locomotoras. Ahora, utilizando un propulsor desarrollado por la fábrica de Ural Locomotives en 2013, se puede incrementar la potencia de la locomotora hasta 13 200 kW (17 700 hp). Esta potencia adicional resulta especialmente útil en el difícil terreno de los Urales centrales y meridionales y en Siberia occidental.

tornillos del rodamiento

Apretando los tornillos del rodamiento.

La locomotora eléctrica 2ES10, en su versión triseccional, puede acarrear trenes con hasta 9 000 toneladas de carga, sin tener que dividirse cuando cambia radicalmente la pendiente. Esto supone una reducción significativa de los plazos de entrega y los costos de transporte.

Sin embargo, no todo se reduce a potencia para acarrear cargas pesadas. También es una cuestión de velocidad. La fábrica de Ural Locomotives está ejecutando con éxito un contrato con Russian Railways para trasladar de Alemania a Rusia la producción del tren eléctrico de pasajeros de alta velocidad (160 km/h) Lastochka.

Ejes de ruedas

Ejes de ruedas listos para el montaje.

En 2013, Ural Locomotives inauguró una planta de producción nueva dedicada exclusivamente al tren, y en mayo de 2014 salieron las primeras unidades. Con el objetivo de cumplir con un programa para usar componentes hechos en Rusia, también hay planes para empezar a montar en los trenes Lastochka los rodamientos de caja de grasa fabricados por SKF en su planta de Tver.

El Lastochka sigue ampliando su cobertura geográfica. Desde el 1.° de octubre de 2015, los trenes de alta velocidad llegan a otras dos regiones de la red de Russian Railways, Oktyabrskaya y Sverdlovsk. Esto a su vez ha obligado a Ural Locomotives a aumentar la producción. En 2015, se produjeron 24 trenes eléctricos y la empresa prevé fabricar otros 30 en 2016.

Contenido relacionado