Ingeniería

Una nueva vida para el Lido

El Lido, el famoso cabaret parisino situado cerca del Arco de Triunfo, necesitaba un nuevo mecanismo de escenario de gran complejidad para presentar sus más recientes y lujosas producciones.

Related Articles

Datos

Hacia arriba
SKF suministró cuatro husillos de rodillos planetarios de 8 metros de largo a COMÈTE, uno para cada esquina del mecanismo del escenario. Con un peso de más de 700 kg, es uno de los husillos más largos que haya fabricado SKF Transrol, en Chambéry, Francia.

COMÈTE INDUSTRIE
COMÈTE ­Industrie tiene su sede en Anthon, cerca de Lyon, Francia.
Se especializa en soluciones para la elevación y manipulación.
Fue fundada en 1970.
Tiene 75 empleados.
Su cifra de ventas ascendió a 14 millones de euros en 2012.
Forma parte del Grupo Fayat.
Sus clientes incluyen EDF, SNCF, Airbus, Rhône-Poulenc, Aventis, Vinci y Bouygues.
www.comete.fayat.com

Contacto de venta

Lionel Dumas, Lionel.Dumas@skf.com

El cabaret Lido, en la Avenue des Champs-Élysées, forma parte de la leyenda de París. Famoso por sus exóticos espectáculos de burlesque protagonizados por las atrevidas Bluebell Girls, acompañadas de cantantes y otros artistas estelares, es sinónimo desde hace casi 70 años del glamour de la vida nocturna de la capital francesa.

Cada tantos años, el Lido crea un nuevo espectáculo. El más reciente, dirigido por el diseñador Franco Dragone, quien se hizo famoso con el Cirque du Soleil, se estrenó en abril de 2015 y coincidió con una renovación total del teatro, incluido un nuevo mecanismo de escenario que mejora la seguridad y aporta nuevas prestaciones a la magia del Lido.

“El Lido nos contactó en diciembre de 2012 y nos pidió que diseñáramos un mecanismo de escenario retráctil que subiera y bajara de nivel”, explica Michaël Frument, director comercial y técnico de COMÈTE Industrie, una empresa con sede cerca de Lyon especializada en soluciones para la elevación y manipulación. “Incorpora dos escenarios, una pista de patinaje sobre hielo de 50 metros cuadrados y una piscina de 80 metros cúbicos, que van apareciendo y saliendo según sea necesario. Fue la primera vez que creamos un mecanismo para un cabaret; fue un desafío apasionante”.

El mecanismo de escenario hidráulico anterior databa de la década del cincuenta y empezaba a mostrar signos de deterioro. Costaba mucho sincronizarlo y había sido modificado varias veces en un intento de mejorar su funcionamiento. Además, ya no cumplía las estrictas normas de seguridad exigidas para proteger a los artistas.

“Uno de los mayores desafíos fue crear una solución electromecánica fluida y precisa que cupiera en un espacio tan reducido”, continúa Frument. “La maquinaria del escenario mide 9,5 por 7,5 metros y baja hasta 10 metros por debajo de la platea, pero el techo del teatro es bastante bajo, lo que nos dejaba poco espacio para trabajar”.

Finalmente, COMÈTE decidió construir el mecanismo íntegramente en su fábrica antes de instalarlo en el Lido, operación que llevó a cabo entre junio y noviembre de 2014. Cuatro motores de 75 kW impulsan el mecanismo de los escenarios móviles, uno en cada esquina de la estructura, elevada por cuatro husillos de rodillos planetarios de 8 metros de largo suministrados por SKF. Cuando no se usan, los distintos escenarios se esconden bajo la platea.

COMÈTE está acostumbrada a trabajar con precisión. “Trabajamos mucho con la industria nuclear; la seguridad y la confiabilidad son conceptos que tenemos muy asumidos”, dice Frument. “Es un sector donde no puede haber margen de error”. Esa precisión queda perfectamente ilustrada con la solución de la empresa: la estructura de la piscina pesa 140 toneladas, pero encaja con una tolerancia de 3 milímetros.

Una vez que fue totalmente ensamblado y probado, había que transportar el escenario hasta París. Se volvió a desarmar, se empaquetó en 170 embalajes distintos y se fletaron 25 camiones para llevarlo al Lido.

El último espectáculo con el escenario antiguo se representó el 3 de diciembre de 2014. Después, el Lido cerró sus puertas temporalmente para iniciar las obras.

Se empezó a trabajar el 26 de diciembre. Se retiró la instalación anterior, lo que llevó una semana. A continuación, se dedicaron otros 17 días para instalar el nuevo mecanismo, que quedó terminado el 30 de enero. Se puso el suelo y se instaló la iluminación. Los ensayos empezaron a principios de marzo y el nuevo espectáculo fue estrenado el 3 de abril de 2015.

“Como disponíamos de poco tiempo, había que tenerlo todo perfectamente preparado”, dice Frument. “De hecho, pasamos un año entero planificando y ensayando. Habíamos previsto 21 días para completar la instalación pero, al final, lo hicimos en 17; un resultado fantástico. Tampoco hubo que realizar cambios de última hora en el teatro porque ya lo habíamos probado todo en la fábrica. Por supuesto, llevamos a todos los que habían trabajado en el proyecto a París para ver el nuevo espectáculo”. Frument esboza una sonrisa. “Se puede decir que fue un encargo atípico”.

La gerencia del Lido también está encantada con el nuevo espectáculo. “El Lido es un lugar mítico y prestigioso que encandila a su público desde 1946”, afirma Hervé Duperret, director general del Lido. “Aquí trabajan más de 300 personas cuya misión es asegurar que cada noche se levante el telón y empiece otro espectáculo mágico. La maquinaria que tenemos no se encuentra en ningún otro sitio y, el nuevo espectáculo, Paris Merveilles, deleitará durante muchas temporadas al casi medio millón de personas que vienen al Lido cada año”.

El nuevo escenario se estrenó en abril de 2015. Michaël Frument (izquierda), director comercial y técnico de COMÈTE Industrie, y Deborah Sulot y Lionel Dumas, gerentes de cuentas clave, SKF Francia. SKF suministró cuatro husillos de rodillos planetarios de 8 metros de largo a COMÈTE, uno para cada esquina del mecanismo del escenario. La araña de luces encima del escenario tiene 40 000 abalorios suspendidos.   La maquinaria para el nuevo escenario mide 9,5 por 7,5 metros y baja hasta 10 metros por debajo del nivel de la platea. Detalles de la instalación.