Sistema para los túneles de aguas residuales de Londres

Enlaces relacionados

KSB

La empresa GIW Industries del grupo alemán KSB Group, radicada en Estados Unidos, está incorporando rodamientos de gran tamaño a sus bombas de 54 toneladas que, durante los próximos años, contribuirán a proteger a la creciente población de Londres contra las inundaciones del Támesis. Estas bombas son las mayores jamás fabricadas y se utilizarán para desviar nada menos que 11 millones de litros de agua por hora al túnel Lee, a fin de proteger la red de alcantarillado londinense. Con sus 150 años de antigüedad, las alcantarillas de la capital británica ya no pueden transportar el actual volumen de aguas residuales y lluvia.

El Lee tiene 7 metros de diámetro y es el primero de dos túneles que evitarán que se contaminen unos 39 millones de toneladas de aguas residuales y pluviales al año, lo que permitirá que el Támesis esté más limpio. El túnel mide 6,5 kilómetros y está a entre 30 y 70 metros de profundidad. Cada una de las bombas de 54 toneladas tiene una potencia de 3,5 MW.

Contenido relacionado