Cambiando los límites

 

Related Articles

Resumen

Statoil es una compañía petrolera y de gas con cerca de 24.000 empleados y actividades en 29 países. En 2004 su facturación fue de 37.000 millones de euros.
El grupo produce el 60% de todo el petróleo y gas noruego. Además de ser el mayor vendedor de crudo del mundo, Statoil es uno de los proveedores principales de gas natural para el mercado europeo, y uno de los productores y transportadores de petróleo y gas más ecológicos del mundo. El objetivo de la compañía es que ninguna de sus actividades cause daños. Esto es aplicable tanto a las emisiones y vertidos como a la utilización de los recursos naturales que pudieran afectar a la biodiversidad.

 

Una nueva plataforma petrolífera en Noruega es la primera piedra de un proyecto que establece nuevos hitos en la ingeniería submarina.

Las plataformas petrolíferasuran entre los equipos con un nivel de ingeniería más sofisticado. Construidas para soportar tormentas extremas y extraer gas y petróleo de la corteza terrestre de la forma más sostenible posible, tienen también que proporcionar a su tripulación unos niveles de seguridad y confort extraordinarios.

«Ahí fuera puede haber un mar tempestuoso con olas de 30 metros y ni te das cuenta», dice Björn Tillerflaten, técnico de monitorización de estado de la nueva plataforma Kristin, que ha sido construida para Statoil, la compañía estatal de Noruega.

Después de BP y Shell, Statoil es la tercera compañía petrolera del mundo en términos de sostenibilidad. Statoil ha sido incluida en el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones (DJSI) en los últimos cuatro años.

Tillerflaten, veterano de las plataformas, pasa dos semanas a bordo y luego cuatro de vacaciones. «Es un lugar excelente para trabajar, y no está nada mal tener ocho meses libres al año», asegura.

Puesta en servicio en marzo de 2005, la plataforma Kristin es un hotel de cinco estrellas construido sobre una superestructura flotante de acero. Entre otros servicios dispone de un moderno gimnasio, habitaciones con televisores de pantalla de plasma, espaciosas salas de estar y un servicio de catering de gran calidad. De hecho, a menudo se dice que los restaurantes de las plataformas petrolíferas de Noruega son los mejores del país.

La plataforma Kristin pesa 56.000 toneladas y tiene una anchura de 82 metros, una longitud de 93 metros y más de 100 metros de altura desde el nivel del mar hasta su chimenea.

Como una araña en su tela, la plataforma Kristin es el nexo entre el petróleo y el gas que están a 5.000 metros bajo el fondo del Mar del Norte, y las instalaciones de producción y almacenamiento ubicadas en el mar y en la costa. A esas profundidades, la presión puede llegar a ser de más de 900 bares (900 kg/cm²) y las temperaturas pueden superar los 170º C.

«Nunca antes se había extraído petróleo y gas a esas presiones y temperaturas», dice Tillerflaten. «Cuando estemos listos, simplemente destaponaremos los pozos, conectaremos las tuberías a éstos y empezaremos a bombear».

 

Tras haber invertidoun total de 2.500 millones de euros en la plataforma y en la perforación de los 12 pozos submarinos, Kristin tiene previsto estar funcionando a pleno rendimiento en octubre de 2005.

Aker Kvaerner en Stord, localidad situada entre Stavanger y Bergen (Noruega), construyó la plataforma para Statoil, que es el accionista mayoritario del proyecto, con un 41,6%. Otros socios incluyen Norsk Hydro, Total y Exxon Mobil.

La plataforma Kristin fue construida por módulos. El casco de 14.500 toneladas fue fabricado por Samsung Heavy Industries, en Corea del Sur, y transportado a Noruega a través del Canal de Suez. Las dependencias destinadas a viviendas y el helipuerto fueron fabricados por Emtunga en Suecia. La superestructura, incluyendo la chimenea, fue construida por Dragados en España. Todo se montó en Noruega y se necesitaron 2,6 millones de horas-hombre para completar el proyecto.

 

Se prevé queen los próximos 12-13 años, el yacimiento petrolífero de Kristin, situado a unos 240 kilómetros al noroeste de Trondheim (Noruega), suministrará 35.000 millones de metros cúbicos de gas, 8,5 millones de toneladas de gas natural líquido y 40 millones de metros cúbicos de condensado, o petróleo ligero. Cuatro plantillas submarinas instaladas en Kristin están conectadas a una plataforma de producción flotante con una capacidad diaria de 125.000 barriles de condensado (20 millones de litros) y 18 millones de metros cúbicos de gas.

Una vez en pleno funcionamiento, la plataforma Kristin sólo necesitará 29 operarios.

La mayoría de los procesos de las plataformas petrolíferas están altamente automatizados. En la Kristin, los técnicos siguen haciendo sus rondas de comprobación de toda la maquinaria en la cubierta – las máquinas vitales como los compresores y las turbinas de 55 MW están instaladas por duplicado a fin de garantizar un funcionamiento al 100% – pero la mayor parte del trabajo tiene lugar en la sala de control, donde numerosas pantallas de ordenador y televisores de plasma controlan todos los procesos. La plataforma Kristin tiene más de 10.000 instrumentos electrónicos a bordo, incluyendo 1.300 detectores de incendio y gas, para monitorizar todos los procesos. Durante el turno de noche, dos personas se encargan de la sala de control y otras dos hacen las rondas exteriores.

 

En general,el sector petrolífero de Noruega pone un gran énfasis en las cuestiones de higiene, medio ambien­te y seguridad. En la plataforma Kristin, el objetivo es crear un entorno donde los accidentes, lesiones o discapacidades laborales sean mínimos. Para garantizar esto, no se escatimaron gastos en el diseño y la construcción de la plataforma. Se puso un especial énfasis en la reducción de los niveles de ruidos y en el desarrollo de buenos sistemas de manipulación de materiales a bordo. Tampoco se reparó en gastos para dotar a la tripulación de la mejor protección contra las inclemencias del tiempo.

Cuando llueve, como sucede a menudo en el Mar del Norte, todas las áreas de trabajo de la plataforma Kristin se mojan. Los seis niveles de la plataforma están separados por compuertas metálicas no estancas.

«Todos nuestros equipos críticos están homologados para ser usados en alta mar, lo que significa que todo está protegido adecuadamente», dice Tillerflaten. «Pero la razón por lo que todo esté tan abierto es para que, en caso de un escape de gas, el viento lo pueda disipar lo más rápidamente posible».


Monitorización inteligente

Las temperaturas y presiones en los pozos del yacimiento de la Kristin están entre las más altas del mundo. Esto implica el uso de bombas, ventiladores, generadores, turbinas, compresores y motores eléctricos especiales en la plataforma Kristin, muchos de los cuales contienen rodamientos de SKF.

Toda la maquinaria rotativa de la plataforma Kristin es monitorizada. Björn Tillerflaten es el técnico de monitorización de estado de Statoil a bordo de la plataforma Kristin. Utiliza los sistemas Microlog CMVA 60 y Machine Analyst de SKF para medir y analizar el estado de la maquinaria. El CMVA 60 es una unidad portátil que recopila datos sobre las vibraciones y realiza análisis. La unidad puede monitorizar eficazmente máquinas que giran a una velocidad de tan sólo 0,5 rpm.