Diseño al servicio de la medicina

 

Related Articles

Resumen

Richard Wolf GmbH fue fundada en enero de 1947 en Knittlingen, Alemania. Entre 1971 y 1979, se abrieron filiales en Bélgica, Francia, el Reino Unido y Estados Unidos. En 1994, la empresa se estableció también en Austria.
El objetivo de la empresa es convertirse en un fabricante líder de soluciones endoscópicas innovadoras y un proveedor experto de soluciones para quirófanos.
Richard Wolf GmbH cuenta con más de 1.300 empleados y cerca de 100 oficinas en todo el mundo.

 

En Richard Wolf GmbH, el diseño desempeña un papel importante en la creación de instrumentos y sistemas médicos que facilitan el trabajo en el quirófano.

Al entrar en la salade demostraciones de Richard Wolf GmbH, lo primero en lo que uno se fija es en una mesa de color crema y aguamarina, un mueble cuyos colores suaves y formas elegantes no desentonarían en un balneario. Pero es una mesa para uso hospitalario. Es parte de un sistema completo que utiliza un dispositivo patentado de ondas de choque para pulverizar cálculos renales y biliares o aliviar el dolor de lesiones como el codo de tenista.

“Aquí el diseño es fundamental”, dice Michael Burkhardt, jefe de proyecto de la mesa de Richard Wolf, que fabrica SKF. “No queremos que el paciente tenga miedo al recibir tratamiento. Un paciente más tranquilo también experimenta menos dolor”.

El diseño es uno de los recursos utilizados por Richard Wolf para diferenciarse en el mercado de los aparatos médicos, que se ha vuelto más competitivo en los últimos años. La innovación continua, incluyendo el desarrollo completo de sistemas para quirófanos, es otro elemento que le permite a Richard Wolf –una empresa mediana alemana, de las cercanías de Karlsruhe– mantenerse por delante de la competencia. Además de una tradición rigurosa de calidad, desde los inicios de la empresa en 1947, para asegurar la fidelidad de los clientes.

Según Peter Vallon, responsable de marketing y ventas de litotritores, la empresa actualmente se está expandiendo hacia nuevos mercados, incluyendo Estados Unidos y China. El sistema de litotricia (la destrucción de cálculos por ondas de choque) fabricado por Richard Wolf fue diseñado para cumplir las exigencias del mercado estadounidense, al que Richard Wolf entró en 2004. Un año más tarde, Richard Wolf estaba ultimando el proceso de homologación para vender sus equipos médicos en China. La empresa, líder mundial en sistemas de litotricia piezoeléctricos, también está bien representada en Japón, con más de 30 sistemas de litotricia en hospitales de dicho país. Richard Wolf cuenta con más de 1.300 empleados y unas 100 oficinas representan la empresa a nivel internacional.

 

Quizás la más conocidade las innovaciones de Richard Wolf es su línea de dispositivos Piezolith para desintegrar cálculos. Este sistema, introducido en 1986, fue el primero de su tipo en incorporar un localizador ultrasónico en línea, permitiendo pulverizar los cálculos sin anestesia. Versiones posteriores incorporan también la localización por rayos X y ofrecen mayor flexibilidad para localizar y enfocar los cálculos a ser pulverizados mediante ondas de choque. La última versión, el Piezolith 3000, incluye dos capas de cilindros cerámicos que producen las ondas de choque, aumentando con ello el espectro de intensidad del tratamiento.

En comparación con otros sistemas de litotricia, el Piezolith ofrece ventajas tanto a los pacientes como a los centros médicos que los tratan. Por una parte, la mayor precisión del sistema Piezolith reduce el potencial de hemorragias internas y el dolor en los pacientes. Su gama de aplicaciones es mayor: el sistema piezoeléctrico es el primero que pulveriza cálculos en los conductos salivales y los dispositivos piezoeléctricos más pequeños pueden utilizarse para el tratamiento del dolor en articulaciones y músculos. Por otra parte, la vida útil de un sistema Piezolith es más larga. Según Burkhardt, un sistema que utiliza energía electromagnética puede generar en total cerca de un millón de ondas de choque, mientras que el Piezolith puede generar más de cinco millones de ondas de choque antes de que se tenga que sustituir.

Una de las últimas innovaciones en Richard Wolf, una cámara de alta velocidad introducida en 2005, está diseñada para aplicaciones en ORL (otorrinolaringología). Este dispositivo, que ha establecido un nuevo estándar mundial, produce 4.000 imágenes por segundo de las cuerdas vocales de un paciente, frente a las 25 imágenes por segundo de los sistemas más antiguos. Dicho salto cualitativo abre nuevas posibilidades diagnósticas ya que, por primera vez, los médicos pueden observar las vibraciones de las cuerdas vocales a cámara lenta en cada fase de su movimiento, explica Uwe Spitzmueller, jefe de formación sobre los productos.

“Tenemos que ir acercándonos continuamente a la perfección, – ofreciendo productos más rápidos, más económicos y de menor tamaño”, añade Burkhardt. “La competencia es despiadada”.

 

Aparte de concebirnuevos productos, en los últimos años Richard Wolf se ha centrado en proporcionar sistemas completos para quirófanos. Además de los sistemas Piezolith, Richard Wolf también ofrece lo que denomina la CORE, o “endoscopia completa para el quirófano”, que abarca todo desde una mesa de quirófano y una bomba para mantener abierto el abdomen hasta un monitor con pantalla táctil ­–para actualizar la información– y dos monitores en los que el personal médico puede observar el campo quirúrgico. Sistemas completos como éstos son cada vez más valorados en los hospitales de todo el mundo, dice Spitzmueller, ante el aumento en los controles de costes y la supervisión financiera.

 

El contacto regularcon médicos y hospitales, a través de proyectos piloto en clínicas afines, asegura que Richard Wolf se mantenga informada de las necesidades cambiantes de los médicos y la creciente demanda de precisión y reducción de tamaño de los instrumentos. Otros factores que aseguran la competitividad de Richard Wolf son su compromiso con la calidad y su merecido prestigio en el sector. Ya sean sistemas completos o productos individuales, el diseño ayuda a diferenciar los productos tanto visualmente como en su facilidad de uso y hace que Richard Wolf se destaque en su campo. En 2004, la empresa fue otorgada el prestigioso premio de diseño iF por el centro Industrie Forum Design en Hannover, por su nueva generación de endoscopios flexibles. Richard Wolf fue la elegida entre casi 2.000 participantes de más de 30 países y el jurado internacional elogió la ergonomía y el diseño de sus endoscopios.

De nuevo en su sala de demostraciones, Burkhardt señala los elementos de diseño que distinguen el sistema de litotricia de color aguamarina y crema de la CORE, cuyas líneas rojas acentúan la austera funcionalidad del metal gris. “En una escala del 1 al 10, la importancia del diseño se sitúa entre el 8 y el 10”, dice Burkhardt. “Para tener éxito en el mercado hoy en día, se necesita algo más que un producto tecnológicamente superior. Aparte de la tecnología, el diseño debe ser excepcional”.


ENTREGA RÁPIDA SKF

ganó el contrato para la nueva mesa de litotricia de Richard Wolf porque podía entregar el producto antes que cualquier otro proveedor, dice Michael Burkhardt, jefe de proyecto de Richard Wolf,. Era importante para Richard Wolf, que necesitaba que la mesa satisficiera las necesidades de uno de sus mercados más nuevos, Estados Unidos. Como ventaja adicional, la nueva mesa ofrece mayor flexibilidad a la hora de mover al paciente. Entretanto para SKF, el proyecto representaba un nuevo desafío para el técnico comercial Manfred Heiber, quien se involucró en el proyecto de principio a fin. Heiber desempeñó un papel más comprensivo de lo normal dada la necesidad de una colaboración estrecha no sólo con Richard Wolf, quien especificó los parámetros técnicos, sino también con un gabinete externo de diseño, que creó la estética del prototipo básico de SKF. “Fue un proyecto muy estimulante y un nuevo reto, con todo el trabajo técnico”, dice Heiber. “La mesa representa un nuevo enfoque para nosotros. Hasta ahora, nos habíamos dedicado a suministrar componentes más que productos completos para este mercado. Esperamos que esta experiencia se repita en el futuro”. Los componentes de SKF para la mesa de litotricia de Richard Wolf, la Comfort Stretcher, incluyen columnas elevadoras, actuadores lineales y guías con patines para los desplazamientos horizontales y verticales.