La innovación lleva a Shenyang Blower a la cima

 

Related Articles

Resumen

Fundada en 2001, Shenyang Blower Ventilation Co. Ltd. se dedica principalmente a la fabricación de ventiladores centrífugos, ventiladores axiales y soplantes, y tiene una producción anual de unas 700 unidades, lo que la convierte en una empresa líder del sector en China . Sus productos se utilizan ampliamente en la generación eléctrica, metalurgia, química, minería, producción de cemento, almacenamiento de cereales, tratamiento de aguas residuales y ferrocarriles metropolitanos. Su planta de producción tiene más de 17 000 metros cuadrados y más de 600 empleados, y en 2009 obtuvo unas ventas de mil millones de yuanes (115 millones de euros).
Shenyang Blower es una filial en propiedad absoluta de Shenyang Blower Works Group. Como gran empresa estatal, el grupo es el principal fabricante de soplantes, compresores y bombas de China, ofreciendo diseño y tecnología de producción punteros.

 

La innovación tecnológica impulsa el rápido crecimiento de Shenyang Blower Ventilation Co. Ltd. y sus esfuerzos por ahorrar energía y reducir emisiones.

 

 

En diciembre de 2009, un ventilador axial «3 en 1» con álabes regulables de acero, diseñado y producido por Shenyang Blower Ventilation Co. Ltd., superó con éxito una prueba de 168 horas de funcionamiento continuo. Era el primer ventilador de este tipo fabricado en China y la prueba marcó un hito histórico para la empresa.

Li Zhijuan, la ingeniera de Shenyang Blower que lideró el trabajo de diseño, quedó muy satisfecha con el resultado. «Tardamos 18 meses en desarrollar este diseño de ventilador, con una tecnología de primera clase», dice.

El ventilador de tiro inducido, que lleva integradas funciones de desulfuración y desnitrificación, fue desarrollado para dos unidades de 600 megavatios de la central eléctrica de Hua’neng Pingliang.

«Una unidad de 600 megavatios generalmente está equipada con dos ventiladores de tiro inducido y un ventilador de tiro forzado para la desulfuración», explica Li. «Nuestro diseño elimina el coste de comprar un ventilador de tiro forzado para la desulfuración y ahorra costes de mantenimiento y espacio».

«En su desarrollo, logramos varios avances tecnológicos revolucionarios», continúa. «El más importante fue una nueva disposición de rodamientos autoalineables para el eje principal. SKF nos apoyó en todo el proceso, desde la selección de rodamientos hasta el diseño de la lubricación».

El ventilador ya ha sido instalado y funciona sin problemas.

Fundada en 2001, Shenyang Blower era una filial de Shenyang Blower Factory, cuyo origen se remonta a hace más de 60 años. Cuando la fábrica fue transformada y reestructurada, convirtiéndose en Shenyang Blower Works Group, Shenyang Blower pasó a ser una filial en propiedad absoluta del Grupo.

En menos de 10 años, Shenyang Blower ha pasado de ser un productor de ventiladores centrífugos con un volumen anual de ventas antes de 2001 de 20 millones de yuanes (2,3 millones de euros) a ser uno de los cinco
fabricantes de ventiladores más importantes de China, con una tasa de crecimiento anual del 40 por ciento.

Como fabricante de la gama más amplia de ventiladores del país, el producto más competitivo de la empresa –los ventiladores centrífugos utilizados por la industria petroquímica en hornos pirolíticos– tiene una cuota de mercado del cien por cien. Sin embargo, tras la entrada en vigor en China de normativas más estrictas sobre las emisiones de SO2 de las centrales eléctricas, el ventilador de desulfuración se ha ido imponiendo como producto estrella de la empresa.

Actualmente, existen unos 2000 productores de ventiladores en China, muchos de los cuales tienen un nivel tecnológico bajo y compiten en el mercado con precios más bajos.

«Al competir en una industria intensiva en mano de obra, hemos elegido ser una empresa orientada a la tecnología, aportando valor añadido para asegurar nuestro desarrollo a largo plazo», dice Zhai Ruihu, ingeniero jefe adjunto y director de diseño de Shenyang Blower. Zhai trabaja en Shenyang Blower Works Group desde hace más de 10 años y ha sido testigo de su crecimiento. «La ventaja tecnológica es una de nuestras competencias clave y es lo que nos hace competitivos», dice.

Veterano en la investigación técnica de ventiladores, Zhai ahora dirige un equipo de 33 ingenieros de diseño, entre los que hay ocho ingenieros sénior. «Cada ventilador es diseñado y fabricado conforme a los requisitos específicos del cliente y los parámetros de su aplicación», dice. «Además de cumplir los requisitos establecidos en el contrato, debemos garantizar la seguridad y fiabilidad de los ventiladores, además de ahorrar costes».

La empresa cuenta con una de las listas de patentes más largas del sector y obtuvo tres de ellas sólo en el primer semestre de 2009. Hace poco, sus productos también fueron certificados conforme a la norma ISO 9001:2008.

La colaboración con universidades desempeña un papel importante en la investigación de cara al futuro de la empresa. Subcentros tecnológicos constituidos en algunas de las mejores universidades han realizado proyectos de investigación relacionados con los ventiladores. En 2009 se llevaron a cabo más de 30 proyectos de colaboración con la Universidad Xi’an Jiaotong.

Una de las grandes líneas rectoras de las innovaciones de Shenyang Blower ha sido mejorar la eficiencia energética.

En 2009, el primer ventilador chino de velocidad controlable con convertidor de frecuencia para hornos de sinterización, diseñado y producido por Shenyang Blower, entró en servicio en una acería de Ji’nan, en la provincia de Shandong. Gracias a la función de regulación de la velocidad del ventilador que optimiza su eficiencia operativa, la acería logró ahorros significativos en su consumo energético. También puso fin a la dependencia china de la importación de este tipo de ventilador.

«El sistema del convertidor cuesta 20 millones de yuanes (2,3 millones de euros), pero puede ahorrar 100 millones anuales (11,5 millones de euros) en electricidad, por lo que el cliente está contento con los resultados», dice Zhai.

Debido a los controles macroeconómicos –como las limitaciones en la aprobación de nuevos proyectos de centrales eléctricas– las ventas en el mercado chino bajaron ligeramente en 2009. «Sin embargo, las ventas en el extranjero han aumentado», dice Zhai. El valor de las exportaciones creció de 120 millones de yuanes (13,8 millones de euros) en 2008, a 200 millones de yuanes (23 millones de euros) en 2009, lo que convierte a la empresa en líder de exportación del sector.

Shenyang Blower empezó pronto a exportar sus productos y, desde entonces, ha exportado ventiladores para centrales eléctricas de hasta 1000 megavatios en docenas de países.

«Para competir en el mercado internacional, contamos con nuestra tecnología, la calidad de nuestros productos y nuestros plazos de entrega», afirma Zhai. «Hemos ganado la confianza de los clientes. Con los buenos resultados de colaboraciones anteriores, muchos nos adjudican pedidos para la segunda o tercera fases de sus proyectos».

Zhai confía plenamente en el crecimiento futuro de la empresa. «El plan de nuestra empresa para este año hace hincapié en la innovación y el desarrollo del talento para reforzar nuestra competitividad», continúa. «Este año implementaremos el lean management (gestión ajustada) y explotaremos las oportunidades que brindará la salida a bolsa del Grupo a finales de 2010″.


Una colaboración fructífera

«Los rodamientos son el componente más crítico de los ventiladores», dice Li Taixun, presidente de Shenyang Blower Ventilation Co. Ltd. «SKF contribuyó a aumentar la fiabilidad y el tiempo productivo de nuestros productos, eliminando las paradas no planificadas y potenciando el buen nombre y la competitividad de nuestros productos».

SKF es el proveedor de rodamientos con el que Shenyang Blower (y la antigua filial de Shenyang Blower Factory, de la cual surgió Shenyang Blower) lleva más tiempo trabajando, concretamente desde 1984.

Esta colaboración resultó ser especialmente importante en 2009, cuando Shenyang Blower estaba trabajando en un innovador diseño de un ventilador de tiro inducido con álabes de acero. Se trataba de un diseño inédito para China.

Las elevadas velocidades a las que debía funcionar y el gran diámetro exterior del rodete generaban fuerzas centrífugas considerables, sometiendo a grandes esfuerzos a los rodamientos de apoyo en los ejes de los rodetes. Si estos rodamientos no cumplieran las especificaciones, los álabes podrían salir disparados, con consecuencias desastrosas.

Los expertos de SKF facilitaron un diseño personalizado de un rodamiento axial completamente lleno de bolas que cumplía la necesidad de una elevada capacidad de carga estática y de reducción de dimensiones. Fue el primer caso de aplicación de este diseño de rodamiento en el mundo.

«SKF nos ayuda a reducir el coste de la fabricación de ventiladores», comenta Zhai Ruihu, ingeniero jefe adjunto y director de diseño de Shenyang Blower. «En 2009 se instalaron más de 500 rodamientos personalizados para ejes de rodetes en 20 ventiladores de tiro inducido, de los cuales la mitad se exportó, creando con ello un nuevo punto de crecimiento para nuestra empresa. Prevemos un crecimiento de las ventas en 2010, ya que hemos recibido un pedido para 10 ventiladores de este tipo en el primer mes del año».