PHOTO: TC LIN/FLICKR/GETTY IMAGES

Tecnología start-stop sobre dos ruedas

Se prevé que el mercado global de motocicletas, scooters y ciclomotores alcance los 75 millones de unidades en 2015. Impulsada por el crecimiento de las ciudades y la población, la demanda de vehículos de dos ruedas probablemente aumentará todavía más con el lanzamiento de modelos más modernos, de menor consumo y equipados con sistemas sofisticados de control de las emisiones, como la tecnología start-stop automática. Las nuevas políticas gubernamentales en materia de consumo de combustible y emisiones también respaldarán este desarrollo.

Federica Maritano, Marketing & Communication, Powertrain and Electrical & Two Wheelers Business Unit, Airasca, Italy; Vivek Kumar, SKF Innovation Management, Application Development Centre, Bengaluru, India

Unidades de rodamientos Automoción Diseño Otra industria Otros servicios Rodamientos con sensor

Resumen

Un nuevo sistema de SKF, el StopGo, ofrece la sofisticada tecnología start-stop al sector de vehículos de dos ruedas. Se trata de una unidad compacta integrada que combina la función de rodamiento convencional con la de detección de la velocidad y control de parada/arranque. Se ha desarrollado como un equipo listo para usar, y puede incorporarse fácilmente en los diseños de vehículos de dos ruedas actuales y futuros. Actualmente, estos sistemas son comunes en la mayoría de los automóviles nuevos. Además de ofrecer un ahorro significativo en el peso en comparación con el uso de componentes separados para las funciones de arranque y parada, el SKF StopGo contribuye a un menor consumo de combustible y a disminuir las emisiones, cumpliendo así con las demandas del mercado y la legislación.

Contacto de venta

Federica Maritano, federica.maritano@skf.com

Para atender a las necesidades del creciente mercado de vehículos de dos ruedas, SKF ha introducido su nueva tecnología automática start-stop para motocicletas y scooters. Este segmento de mercado necesita ahorrar en el consumo de combustible para hacer frente a su constante encarecimiento; al mismo tiempo, debe cumplir con una legislación cada vez más rigurosa en lo tocante a reducción de las emisiones de dióxido de carbono y de otras sustancias tóxicas. Y mientras esto ocurre, el continuo aumento del tráfico urbano intensifica la congestión y obliga a los conductores a hacer constantes paradas y arranques en las calles abarrotadas de vehículos.

Además de desarrollar una tecnología start-stop sostenible para vehículos de dos ruedas, SKF ha sido consciente de la tendencia hacia un uso cada vez mayor de la electrónica en la industria; por ejemplo, la utilización del arranque eléctrico en lugar del arranque por pedal y de paneles digitales. Partiendo de los pronósticos que auguran un mercado global enorme y en expansión para los vehículos de dos ruedas, en el que se acelerará el ritmo de introducción de nuevos modelos, los fabricantes también buscan soluciones listas para usar que puedan adoptarse con rapidez.

Novedad para vehículos de dos ruedas
La unidad de rodamientos con sensores SKF StopGo recientemente introducida aborda esos aspectos. Esta unidad de rodamientos, considerada la primera de su tipo para el mercado de vehículos de dos ruedas, ofrece el mismo tipo de función automática start-stop que se utiliza actualmente en los vehículos de cuatro ruedas. La unidad, por ejemplo, detecta cuándo el vehículo se ha parado ante un semáforo y, dentro de un intervalo breve pero programable, detiene el motor y lo vuelve a arrancar cuando se acciona el acelerador.

Es un sistema integrado que realiza varias funciones: la función convencional de los rodamientos de soportar cargas, la detección de velocidad sin contacto y el sistema automático start-stop. En base a las condiciones del tráfico, el sistema posee una lógica de retardo optimizada que controla el sistema y evita molestias al usuario. Esto significa que la electrónica está programada de forma que cuando el vehículo se para (es decir, la velocidad es cero y el motor funciona al ralentí, con una velocidad inferior a 3.000 r/min), la electrónica lo detiene después de un intervalo de tiempo predeterminado. Si el cambio de marchas está en punto muerto, el tiempo antes de detener el motor es de seis segundos; si hay una marcha puesta es de 10 segundos. Asimismo, al activar con la llave de contacto una motocicleta estacionada, el tiempo predeterminado antes de la primera activación del sistema es ligeramente mayor a fin de que el motor se ca­liente hasta la temperatura óptima. Si el vehículo de dos ruedas hace paradas frecuentes, como en aglomeraciones de tráfico, el sistema SKF StopGo detiene nuevamente el motor después de transcurridos 15 segundos o de un recorrido de 30 metros desde la parada anterior.

Por tanto, se trata de un sistema “inteligente” que puede adaptarse al tráfico y al comportamiento del usuario para optimizar el tiempo cuando se está en parada. Dependiendo de las condiciones de conducción, el sistema mejora la economía de combustible entre el 6% y el 10%, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono.

En vehículos nuevos, el diseño de SKF puede personalizarse como unidad lista para montar, o adaptarse a vehículos de dos ruedas en uso. Al crear su sistema start-stop, SKF ha perseguido una instalación simple que necesite cambios mínimos en el diseño del vehículo. La unidad se instala en el cubo de la rueda delantera y, a través de un conector listo para usar, se conecta a otro conector en la electrónica de la motocicleta. Su diseño individual es genérico, y permite su aplicación en motocicletas, scooters o ciclomotores de cualquier tipo, tamaño y marca.

Ahorro en el peso
En el este diseño, la función de rodamiento, detector de velocidad y función start-stop la desempeña el citado sistema de unidad integrada de rodamiento sensorizado. Una ventaja de esta solución, en comparación con los componentes separados que se utilizan actualmente para el rodamiento de la rueda delantera y la detección de la velocidad, es que permite ahorrar hasta el 60% del peso total. El sensor de velocidad del sistema SKF StopGo proporciona información tanto para la función de start-stop como para los tacómetros digitales que sustituyen a las versiones analógicas en los vehículos de dos ruedas.

Con la tecnología start-stop de SKF, los fabricantes pueden ofrecer a sus clientes más kilometraje y menos consumo de combustible. La parada y arranque automáticos son una gran ventaja en condiciones de congestión en el tráfico. Su uso es extremadamente simple y no precisa que el conductor haya recibido ningún tipo de formación. Además, este sistema puede constituir una plataforma para el desarrollo futuro de los sistemas de sensorización de ABS para motocicletas.

 

Contenido relacionado