Tecnología digital

E-core®, en el centro de la Internet de las cosas

La Internet de las cosas se está convirtiendo en un elemento central de la fabricación y la industria, incluidos los electrohusillos incorporados en las máquinas herramienta fabricadas por la empresa italiana HSD.

Related Articles

Datos


HSD

Fundada en 1992; la empresa matriz Biesse Group fue fundada en 1969
Gerencia: Giancarlo Selci, director ejecutivo, y Fabrizio Pierini, director general
Ubicación: Tiene su sede central en Gradara, Italia, con delegaciones en los Estados Unidos, Alemania y China
Propiedad: Biesse es una empresa que cotiza en la bolsa de valores italiana
Líneas de productos: Husillos, cabezales de perforar, cabezales de 5 ejes, agregados y dispositivos electrónicos
Ventas: 70 millones de euros en 2015
Número de empleados: 250 en Italia, 50 en el extranjero
www.hsd.it

Enlaces relacionados

HSD

Contacto de venta

Massimo Sandri, Massimo.Sandri@skf.com

HSD es el principal productor mundial de electrohusillos para aplicaciones con madera y otros materiales ligeros. Fue fundada en Pesaro, Italia, en 1992, para suministrar específicamente estos husillos a su empresa matriz, Biesse Group de Pesaro. HSD significa “desarrollo de alta velocidad” (high speed development). Aunque cuando creó la empresa, su fundador, Giancarlo Selci, no pudo haber imaginado que habría una CPU (unidad central de procesamiento) para la recopilación de datos en el interior de cada husillo, sí supo ver que un desarrollo rápido y flexible sería fundamental para el éxito.

Su actual director general, Fabrizio Pierini, se incorporó a HSD en 1995, cuando las ventas anuales fueron de cerca de 1 millón de euros y la empresa tenía menos de 20 empleados. En aquella época, HSD producía husillos para aplicaciones con madera porque su principal cliente era Biesse, que producía maquinaria destinada a ese sector. Pero desde el primer momento, HSD vendía productos a los competidores de Biesse también, con el consentimiento de esta última. “Nos halaga que otros fabricantes de equipos para trabajar la madera confíen hasta tal punto en nuestros productos que están dispuestos a comprarlos a nosotros, una empresa propiedad de un competidor suyo”, dice Pierini.

Hoy HSD controla el 60% del mercado mundial de electrohusillos para aplicaciones ligeras. Vende el 15% de su producción a Biesse, y el resto, a empresas en todo el mundo, con un foco especial en Asia, Alemania y los Estados Unidos.

En el año 2000, la empresa decidió que una dependencia excesiva del sector de la madera no era aconsejable como estrategia a largo plazo. El mercado residencial es cíclico y las empresas que se dedican exclusivamente a este sector se caracterizan por la misma volatilidad. Al adaptar decisiones estratégicas similares aplicadas por Biesse a su propia actividad, HSD creó líneas para otras aplicaciones ligeras, como el plástico, el material compuesto y el mármol.

Otra opción atractiva era el exigente mercado para aplicaciones pesadas, como los husillos en el mecanizado de metal. “La maquinaria para el trabajo con madera se limita al mercado residencial. Pero el mecanizado de metal tiene aplicaciones en múltiples sectores: automotriz, aeroespacial, electrónica”, dice Pierini.

Además de los materiales usados, hay diferencias importantes entre los mercados para aplicaciones ligeras y pesadas. Las ligeras se caracterizan por velocidades muy altas y grandes volúmenes.

Las aplicaciones pesadas tienen un elevado par, con muchos menos husillos por máquina pero un valor unitario mucho más alto. Además, el mercado del mecanizado de metal es muy hermético. “Los fabricantes protegen celosamente sus máquinas”, observa Pierini. “Todos exigen husillos con características específicas adaptadas a sus equipos”, explica. “Es un mercado más sofisticado, con más ‘valor añadido’. Es como comparar una máquina para fabricar un iPhone y otra para fabricar un avión”.

Cuando HSD entró en el sector pesado, el mercado reaccionó con cierto escepticismo. Luego de 15 años, esto ya no sucede, y los dispositivos de HSD para aplicaciones pesadas representan el 65% de sus ventas en términos de valor. “Hemos llegado al punto de que nuestro crecimiento depende del crecimiento de nuestros clientes”, dice Giuseppe Benelli, director comercial de HSD. “Si reciben pedidos para construir máquinas, acuden a nosotros para los husillos”.

Y no faltan pedidos, sobre todo de Asia. En 2015, la empresa duplicó su capacidad de producción, y se trasladó de una planta de 4 000 metros cuadrados a otra de 8 000. Existen planes para ampliarla a 12 000 metros cuadrados, con la idea de volver a duplicar la capacidad en un futuro no muy lejano.

Un futuro en el que los electrohusillos serán cada vez más inteligentes. Para mantener su liderazgo, HSD pretende integrar la inteligencia en sus dispositivos, que incluyen cabezales de perforar, cabezales de 5 ejes y agregados, además de husillos. Para promover este concepto, ha registrado la denominación E-core®.

“El nuevo negocio central de HSD será facilitar la analítica de los equipos propios”, dice Pierini. El objetivo es desarrollar la capacidad para comunicar el mantenimiento preventivo, intervenir antes de que se pare una línea de producción y recopilar información para mejorar máquinas futuras.

“No hemos hecho más que empezar”, concluye. “Tener las máquinas conectadas a la central es la esencia de la Internet de las cosas”.


La colaboración de SKF con HSD

SKF colabora con HSD desde 1992. Los husillos de HSD para aplicaciones con madera exigen rodamientos caracterizados por regímenes de alta velocidad, bajos niveles de ruido, un momento de fricción muy bajo, tolerancias estrechas y opciones de sellado para evitar las fugas de lubricante y la entrada de contaminantes.

En 2012, SKF desarrolló la serie S70 ..W, una nueva serie de rodamientos de bolas de contacto angular híbridos sellados de superprecisión. Se diseñó una nueva jaula de PEEK para reducir los niveles de ruido y vibración (sobre todo a velocidades bajas y medias) con la capacidad de soportar velocidades muy altas (factor de velocidad A = 1 600 000 n x dm). La incorporación de estos rodamientos especia­les ha permitido aumentar la productividad.

Por otra parte, HSD se beneficia de una mayor eficiencia, con entregas ‘justo a tiempo’ de los rodamientos, tecnología SKF, servicio posventa y foco sectorial. SKF sigue trabajando junto con HSD para mejorar el rendimiento de las máquinas mientras HSD brinda soluciones para aplicaciones ligeras y pesadas en el sector automotriz, aeroespacial y médico, entre otros.

Un operador verifica el ensamblaje del husillo. Ensamblaje de un husillo múltiple. Husillos rectificados a la espera de ser ensamblados.Mario Mattia, gerente de ventas de máquinas herramienta de SKF; Fabrizio Pierini, director general de HSD y Massimo Sandri, gestor de cuentas de máquinas herramienta de SKF.Ejes de husillo listos para el equilibrado. Los rodamientos se guardan en el embalaje (sellado) original hasta el mismo momento de montarlos.