El valor agregado de la impresión 3D

La fabricación aditiva se utiliza cada vez más para producir de todo, desde componentes aeroespaciales hasta partes del cuerpo humano. El objetivo de la empresa sueca AMEXCI es ayudar a la industria a aprovechar al máximo esta tecnología revolucionaria, en la que la imaginación de los diseñadores y desarrolladores no conoce límites.

Related Articles

La fabricación aditiva, o impresión 3D industrial, es un término que engloba varios métodos de fabricación que agregan material por capas. Eso es lo que la diferencia de la fabricación sustractiva, en la que los objetos 3D se construyen mediante la eliminación progresiva de material a partir de un bloque sólido.

Los orígenes de la impresión 3D datan de hace unos 30 años y, desde entonces, su evolución ha sido constante. Actualmente este método se utiliza para producir una amplia gama de productos. En reconocimiento de la importancia creciente de la fabricación aditiva para la industria sueca, la familia Wallenberg fundó AMEXCI en 2017 con el objetivo de ayudar a los principales actores industriales a explotar esta nueva técnica.

“El desarrollo de la fabricación aditiva ha sido impulsado principalmente por dos sectores: el médico y el aeroespacial”, dice Benjamin Haller, responsable de innovación de AMEXCI.

“La ventaja que representa la fabricación aditiva para el sector médico es que permite producir estructuras personalizadas en series muy cortas que se ajustan perfectamente al cuerpo humano. Y para el sector aeroespacial, ayuda a crear estructuras ligeras que ahorran combustible, reducen emisiones e incrementan la eficiencia”.

Los laboratorios de AMEXCI en Karlskoga (Suecia) ofrecen capacidad de producción piloto, desarrollo de parámetros y procedimientos, capacitación y desarrollo basado en proyectos de fabricación aditiva con metales y polímeros.

Un potencial enorme en aplicaciones industriales

La fabricación aditiva también tiene un potencial enorme en otras aplicaciones industriales.

“Las posibilidades que ofrece esta tecnología son infinitas”, dice Joel Andersson, responsable de operaciones de AMEXCI. “Ahora les toca a los diseñadores y desarrolladores averiguar hasta dónde podemos llegar con ella”.

En efecto, la fabricación aditiva ofrece innumerables beneficios potenciales. Será posible reducir las existencias de piezas, ya que podrán imprimirse a pedido siguiendo una metodología ‘justo a tiempo’. También será posible combinar componentes de formas que antes eran imposibles, acortar los tiempos de ensamblaje y mejorar la eficiencia de la logística.

“Podemos crear soluciones que no existían hasta ahora, aplicando geometrías complejas que serían imposibles mediante las técnicas de mecanizado. Las posibilidades son ilimitadas”, afirma Andersson.

La oferta de AMEXCI incluye la impresión de piezas, el desarrollo de productos, cursos de capacitación y pruebas de materiales. Las soluciones de impresión se adaptan a las necesidades específicas de cada cliente. Además, una red extensa de fabricación aditiva permite a la empresa ofrecer a sus clientes una amplia gama de tecnologías y materiales para este tipo de fabricación. AMEXCI aplica un enfoque de tres pasos al desarrollo de sus productos: identificación, desarrollo y lanzamiento de productos nuevos. Por otra parte, su paquete de capacitación incluye cursos tanto generales como específicos. Los segundos se centran en temas concretos como las propiedades de los materiales y el desarrollo de aplicaciones. Con su servicio de pruebas de materiales, AMEXCI garantiza que el producto cumple las necesidades de calidad del cliente y las normas industriales.

Las posibilidades que ofrece esta tecnología son infinitas

Joel Andersson, responsable de operaciones de AMEXCI

Apoyo en el diseño de componentes

Como copropietaria y cogestora de AMEXCI, junto con otras empresas suecas de renombre como Saab y Scania, SKF recibe apoyo en el diseño de varios componentes para la fabricación aditiva.

“SKF puede aprovechar las competencias de AMEXCI para diseñar productos y explorar plenamente las posibilidades de la fabricación aditiva. De este modo, podemos llevar nuestros productos al mercado en menos tiempo y con más confiabilidad”, resume Marcel Escursell, especialista en impresión 3D de SKF.

“También recurrimos a AMEXCI para la capacitación de nuestros ingenieros, gerentes y personal de compras. Desde la fundación de la empresa hace dos años, hemos capacitado a unos 45 ingenieros y 10 gerentes. Sin embargo, nuestro objetivo es duplicar esas cifras de capacitación”.

SKF ha definido tres grandes ámbitos para la fabricación aditiva. El primero es el herramental de producción. Aquí, la fabricación aditiva se utiliza para reducir el costo de las herramientas y aumentar la eficiencia al acortar los tiempos de reconfiguración y reducir las tasas de desechos. El segundo es el rediseño de algunos rodamientos específicos utilizados en aplicaciones aeroespaciales y para carreras de autos, donde el objetivo principal es reducir el peso y mejorar el rendimiento. El tercero es el uso de la fabricación aditiva para aumentar la cantidad de rodamientos reacondicionados, no solo quitando material sino también agregándolo en las zonas dañadas.

“Se abren muchísimas posibilidades para la fabricación aditiva en SKF en el futuro”, dice Escursell. “Ahora mismo estamos desarrollando muchos productos nuevos en el monitoreo de condición, especialmente para el modelo de negocio de Rendimiento de equipos giratorios. Podemos utilizar la fabricación aditiva no solo para la creación de prototipos, sino también para la producción en serie. Así, nuestros productos llegan antes al mercado y nuestros clientes los pueden probar. Luego, a partir de los comentarios recibidos, podemos introducir modificaciones que los hagan aún mejores”.

Como copropietaria y cogestora de AMEXCI, SKF recibe apoyo en el diseño de varios componentes para la fabricación aditiva.

Instruir a las personas adecuadas

Benjamin Haller subraya la importancia de instruir a las personas adecuadas, como diseñadores y gerentes, para que la fabricación aditiva pueda desarrollar todo su potencial.

“Desde mi punto de vista, para tener éxito en la fabricación aditiva, es muy importante, por un lado, instruir a las personas adecuadas, es decir, a las personas que están detrás de los productos; y, por otro lado, identificar un caso muy claro de uso o aplicación, y utilizar este ejemplo para recorrer todas las etapas del proceso. Creo que la estrategia de SKF es muy clara en este sentido”.

AMEXCI

AMEXCI fue fundada en 2017 por la familia sueca Wallenberg. El objetivo de la empresa es ofrecer a sus accionistas un recurso para concientizar sobre la fabricación aditiva y acelerar la implantación de esta tecnología revolucionaria en la industria sueca.

AMEXCI es propiedad conjunta de:
Atlas Copco www.atlascopco.com
Electrolux www.electrolux.com
FAM www.fam.se
ABB https://new.abb.com/se
Husqvarna Group http://www.husqvarnagroup.com
Höganäs https://www.hoganas.com/en/
Saab https://saabgroup.com/
Scania https://www.scania.com
SKF https://www.skf.com/group
StoraEnso https://www.storaenso.com/
Wärtsilä https://www.wartsila.com/

Victoria van Camp, Directora Tecnológica y Presidenta de Innovación y Negocios de SKF, es miembro del consejo de administración de AMEXCI.

Victoria van Camp, Directora Tecnológica y Presidenta de Innovación y Negocios de SKF