Tecnología digital

Un destello de velocidad

La ­empresa sueca Flash ­Engineering tiene una presencia ­destacada en el mundo de las carreras, ya que organiza la prestigiosa Porsche Carrera Cup Scandinavia. También está muy comprometida con la competición sostenible.

Related Articles

Datos

Flash ­Engineering

  • Flash Engineering es una escudería, organizadora de eventos, promotora y distribuidora de recambios de Porsche con sede en Karlstad, Suecia.
  • La empresa fue fundada en 1996 por Jan “Flash” Nilsson, que todavía dirige la empresa y también compite. Nilsson empezó a correr con coches Volvo pero pasó a Porsche cuando fundó Flash Engineering.
  • La empresa tiene 12 empleados fijos e ingresos por valor de unos 3,5 millones de euros, procedentes de patrocinios, ventas de recambios de Porsche, actividades como la formación de conductores, y el apoyo de Porsche para organizar el campeonato
    Carrera Cup Scandinavia.
  • Además del Príncipe Carlos Felipe Bernadotte de Suecia, los pilotos contratados de la empresa incluyen a Nilsson, Colin Turkington, Roar Lindland y Matte Karlsson

Enlaces relacionados

Flash Engineering

Contacto de venta

Petra Öberg Gustafsson, Petra.Oberg.Gustafsson@skf.com

Por el nombre, cualquiera diría que Flash Engineering es una nueva empresa de Silicon Valley, pero en realidad es una escudería, organizadora de eventos, promotora y distribuidora de recambios Porsche.

Con sede en un polígono industrial en Karlstad, en la provincia sueca de Värmland, la empresa es muy conocida en el mundo de las carreras de coches por su alta tecnología.

“Somos el mejor de los mejores, imbatibles en lo que hacemos”, dice Thomas Johansson, responsable de la Porsche Carrera Cup en Flash Engineering.

En las instalaciones de Flash Engineering en Karlstad, hay cuatro semirremolques (uno dedicado exclusivamente a atender a los a veces 1.000 invitados a las carreras), tres camiones y ocho vehículos de apoyo, oficinas, una sala de trofeos, una mesa de billar, una sala de conferencias, una sala de estar con televisor de pantalla ancha y un taller para los cinco coches de carreras de altas prestaciones que tiene la empresa.

Si no fuera por los impecables coches en los que se trabaja continuamente para mejorar su rendimiento, la intensa iluminación y las superficies limpias y despejadas evocan más el ambiente de un laboratorio microbiológico.

“Tenemos que mantener un entorno muy limpio”, explica Johansson. “No son sólo coches, son máquinas de correr de alto rendimiento”.

Pero en Flash Engineering, el tema de la limpieza es más complicado. La empresa pone mucho énfasis en que el negocio sea lo más sostenible posible. Este compromiso incluye carburante para los camiones y los coches más respetuoso con el medio ambiente, neumáticos libres de hidrocarburos aromáticos, refrigerante de motor sin glicol y reciclaje de toda la basura. Incluso las alfombrillas que usan los mecánicos para trabajar bajo el coche están hechas de material orgánico. Flash Engineering también investiga la posibilidad de incorporar un sistema KERS inspirado en la Fórmula 1 que recupera la energía cinética de un vehículo en movimiento, de cara a la temporada 2012 del Campeonato Swedish Touring Car (STCC).

Sin embargo, la prioridad es el rendimiento. Los Porsche 911 GT3 utilizados en la Carrera Cup son modelos de serie equipados con el mismo motor de 450 caballos y 3,8 litros, y caja de cambios secuencial. Con el equipamiento interior reducido al mínimo, pesan 1.200 kg sin el piloto. Pueden dar curvas a 250 kilómetros por hora y rectas a 300 kilómetros por hora. Las temperaturas en el interior del habitáculo pueden alcanzar los 70 grados. Conducir estos coches exige habilidad, precisión y determinación.

“Si trataras de conducir el coche, se te calaría en seguida”, dice Johansson. “El ruido, los cambios de marchas y la aceleración son brutales. Y si consiguieras llegar a una curva, probablemente perderías el control por los neumáticos Michelin sin dibujo. Los profesionales, corriendo a 300 kilómetros por hora, empiezan a frenar tan tarde en las curvas que te desmayarías”.

Al equipo tampoco le falta un toque de realeza: el príncipe Carlos Felipe Bernadotte de Suecia es uno de los pilotos de Flash Engineering.

“Carlos Felipe era piloto profesional de karts antes de pasar a Porsche”, dice Johansson. “Ha acabado entre los cinco primeros en algunas carreras, así que estamos muy orgullosos de él. Es una lástima que sus otros compromisos no le dejen más tiempo para correr con nosotros”.

Flash Engineering, con 12 empleados, es organizador exclusivo de la Porsche Carrera Cup Scandinavia, una prestigiosa competición anual, y acaba regularmente entre los cinco primeros. Cada Carrera Cup Scandinavia incluye ocho carreras y unos 15 días de pruebas.

Hay ocho Carrera Cups distintas en el mundo – Asia, Australia, Japón, Escandinavia, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

En julio de 2011, por primera vez, todos los equipos de las ocho regiones, un total de 98, se reunieron en el circuito de Nürburgring-Nordschleife, cerca de Colonia, Alemania, para ver quién era el más rápido. 250.000 espectadores asistieron al campeonato, que duró una semana.

De los 106 Porsche 911 GT3 que dieron seis vueltas al circuito de 25 kilómetros con 73 curvas y muchas pendientes, los tres Porsche de Flash Engineering acabaron la carrera entre los 20 primeros.

Flash Engineering también participa en otras carreras anuales. El STCC es un campeonato muy distinto. Aquí, Flash Engineering corre con dos BMW preparados que, a diferencia de los Porsche, la empresa ha construido prácticamente desde cero.

Los coches del STCC son menos estándar que los Porsche de la Carrera Cup y tienen menos tolerancias y más pequeñas con los motores, transmisiones y sistemas de frenos. Estos coches exigen un mantenimiento considerablemente mayor.

Pero eso no es problema. El taller de Flash Engineering en Karlstad está equipado para todo tipo de trabajo, cambiar el motor o la transmisión, regular los sistemas de freno, la suspensión o la dirección. El equipo está preparado para hacer frente a cualquier reto.  

 

Colaboración con SKF

SKF lleva colaborando con Thomas Johansson desde 1985, cuando empezó a trabajar con SKF para los rodamientos de karts. A lo largo de los años, SKF ha mantenido esta colaboración, suministrando rodamientos y productos de mantenimiento para los coches que ha pilotado en distintas series de carreras, incluyendo una “Escudería SKF” en la Fórmula Ford 1992-1995. En 1996, Johansson se unió a Flash Engineering pero sigue compitiendo en la serie super kart con el apoyo de SKF.

SKF también es colaborador técnico de Flash Engineering y participa en actividades de RRPP en las carreras STCC y Porsche Carrera Cup.