Sustitución submarina de aleta estabilizadora de SKF

Sustitución submarina de aleta estabilizadora de SKF

Marine solutions

Debajo de la línea de flotación, la mayoría de los cruceros llevan un par de aletas estabilizadoras controladas hidráulicamente que pueden desplegarse para contrarrestar los efectos de un mar agitado.

En 2014, la inspección programada de un crucero reveló daños en su aleta estabilizadora de babor, probablemente causados por una colisión con residuos en el mar. Para evitar mayores daños, se determinó retirar de servicio la aleta hasta la siguiente revisión programada para el buque.

Esta revisión se realizó durante cinco días en ­marzo de 2017, cuando el crucero entró en un dique seco de Hamburgo, Alemania. Un grupo de ingenieros navales de SKF en Hamburgo se trasladó al navío para desmontar y reparar la unidad. Al retirar el estabilizador para inspeccionarlo, se comprobó que los daños eran más graves de lo previsto. Varias piezas decisivas del mecanismo de estabilización se habían deformado o roto, y era imposible repararlas durante el plazo disponible planificado en el dique seco.

Sustitución submarina de aleta estabilizadora de SKF

 

Para finalizar la tarea puntualmente sin perturbar el calendario de servicio del crucero, SKF y los propietarios del buque optaron por un radical cambio de estrategia: realizar la sustitución submarina a la primera oportunidad posible.
      

Contacto de venta

evolution@skf.com

A principios de noviembre de 2017, el buque hacía una escala de 58 horas en las Islas Canarias. En perfectas condiciones, con agua clara y templada, se instaló una cúpula estanca alrededor de la caja de aleta dentro del casco, que permitió a los submarinistas retirar las chapas de acero con las que previamente se había sellado la abertura. La nueva aleta estabilizadora se bajó hasta el lugar de montaje, tras lo cual el grupo de submarinistas pudo emplazarla y montarla en el lugar exacto necesario.

Contenido relacionado