Fabricación

Lubricación desde la nube

Una innovadora tecnología de lubricación inalámbrica de SKF mejora la seguridad y la productividad de la empresa brasileña de celulosa y papel Fibria.

Related Articles

La empresa forestal brasileña Fibria, del grupo Suzano, es el mayor productor de celulosa de eucalipto del mundo. Con unos 15 000 empleados, produce celulosa y papel a partir de eucaliptos cultivados en plantaciones. La capacidad de producción anual es de unos 5,3 millones de toneladas, suministrados desde fábricas situadas en Aracruz, Jacareí y Três Lagoas, así como desde la empresa Veracel que Fibria tiene de forma conjunta con la finlandesa Stora Enso, en Eunápolis.

Sistemas de lubricación SKF

SKF ofrece una gama completa de opciones para la lubricación con aceite o grasa. Los sistemas proporcionan la cantidad adecuada de lubricación con la frecuencia correcta. De este modo, minimizan la fricción y el desgaste, y optimizan la vida útil de los rodamientos y de la maquinaria.

Diseñados para lubricar máquinas individuales o plantas completas, los sistemas de lubricación SKF reponen lubricante en la cantidad precisa y en el momento adecuado en todos los puntos requeridos. De ello se derivan varios beneficios:
 

  • mayor confiabilidad de la máquina
  • ahorros significativos en los costos de reparación y repuestos
  • menos paradas y pérdidas de producción
  • mayor seguridad de los trabajadores
  • hasta un 50% de ahorro en los costos de lubricante, gracias a la programación y dosificación precisa de los lubricantes
  • menos impacto medioambiental

Desde abril de 2019, Fibria forma parte de la empresa brasileña Suzano Papel e Celulose SA. Las empresas combinadas suman 37 000 empleados y contratistas, y once unidades de producción que cada año producen 11 millones de toneladas de celulosa de mercado y 1,4 millones de toneladas de papel.

La celulosa que Fibria produce a partir de bosques renovables se utiliza en cuadernos, tazas de café, envases biodegradables, papel higiénico e incluso pañales para bebés. Según la empresa, sus productos están presentes en la vida de más de 2 000 millones de personas.

Fibria aplica una estrategia ambiciosa de sostenibilidad, con objetivos a largo plazo de gestión forestal sostenible, restauración de bosques nativos y conservación de la biodiversidad, gestión de residuos, gestión sostenible del agua y generación de energía a partir de fuentes renovables. La empresa también ha emitido un bono verde, cuya recaudación se destinará a proyectos ambientales.

El nuevo sistema de lubricación de SKF, llamado TLDD, fue presentado en Suzano Aracruz Celulose, a unos 70 km de Vitoria, Brasil.

Eliminar la lubricación manual

En la fábrica de Fibria en Aracruz, en el estado de Espirito Santo, durante muchos años el monitoreo y la lubricación del gran número de rodamientos instalados se hizo manualmente. Sin embargo, la lubricación manual no suele ser el método más idóneo, sobre todo si los puntos de lubricación están integrados en la máquina o situados en lugares altos y de difícil acceso.

Por otra parte, puede haber riesgos importantes de seguridad para los trabajadores. Normalmente las operaciones de relleno y engrase deben realizarse cuando las máquinas están en funcionamiento, con el consiguiente riesgo de que el empleado se lastime al quedarle un dedo atrapado entre dos superficies en movimiento o por el impacto con un eje que gira a gran velocidad.

Con la instalación del sistema TLDD, nuestro objetivo es aumentar la confiabilidad.
Bruno J. Guasti, jefe de mantenimiento funcional, Suzano

También está el problema de las posibles fugas de lubricante. Deben limpiarse y repararse lo más rápido posible, pero pueden salir caras si conllevan la entrada de fluidos y contaminantes. Además, aumenta el riesgo de resbalones, tropezones y caídas.

Potenciar la eficiencia y ahorrar costos son otros argumentos a favor de eliminar la lubricación manual.

La contaminación del lubricante puede acortar la vida útil del rodamiento y aumentar el riesgo de fallas. En los programas de lubricación manual, puede ser difícil evitar la contaminación de la grasa. En cambio, un lubricador automático de un solo punto correctamente instalado suministra un flujo continuo y preciso de lubricante fresco y limpio que mantiene la aplicación en buenas condiciones e impide la entrada de contaminantes.

Cristiano Recla Soprani, director ejecutivo de mantenimiento de Suzano Aracruz.

Aumentar la eficiencia con un sistema de lubricación inalámbrico

Con la instalación reciente de un sistema lubricador de un solo punto de SKF Maintenance Products conectado a un TLDD (dosificador digital de lubricantes para herramientas) inalámbrico, el proceso de producción de la planta de Aracruz ha mejorado sensiblemente en seguridad y sostenibilidad.

El sistema lubricador de un solo punto TLDD, integrado en la cartera SYSTEM 24 de SKF, ofrece una solución para el monitoreo inalámbrico de lubricadores automáticos de un solo punto. Utiliza un tablero de comando virtual y una interfaz para monitorear el estado de cada lubricador y controlar sus ajustes. La representación visual de las máquinas y del nivel de lubricación de cada rodamiento incluye una alarma configurable que avisa cuando el cartucho de lubricante debe cambiarse o cuando hay obstrucciones en los tubos de lubricación.

El sistema TLDD utiliza un tablero de comando virtual y una interfaz web.

“Con la instalación del sistema TLDD, nuestro objetivo es aumentar la confiabilidad en la gestión de los equipos instalados en Aracruz”, explica Bruno J. Guasti, jefe de mantenimiento funcional de Suzano.

“Mediante el monitoreo en línea de los equipos, los técnicos de SKF pueden evaluar el sistema autónomo TLDD y verificar la condición de los activos”, agrega Leonardo Lessa, jefe de servicio para el mercado industrial en SKF Brasil. “Al funcionar a distancia y garantizar una lubricación óptima de cada equipo monitoreado, el sistema también ha mejorado la seguridad operativa de los empleados”.

El sistema TLDD funciona a distancia y garantiza una lubricación óptima de cada equipo monitoreado.

Una tecnología desarrollada por SKF

Esta tecnología fue desarrollada por un equipo de SKF Maintenance Products en los Países Bajos, uno de cuyos miembros fue Guus Willems, jefe de desarrollo de negocios para la lubricación.

“Detectamos una demanda para conocer en tiempo real el estado de los lubricadores, sin tener que comprobar individualmente todos los puntos de lubricación”, explica Willems. “La idea existe desde hace 20 años, pero, hasta hace poco, el desarrollo industrial de la tecnología inalámbrica no había avanzado lo suficiente para que pudiera aportar una solución rentable.

“Una vez desarrollado un prototipo capaz de resolver el problema, todo fue muy rápido”, agrega. “Probamos la tecnología en SKF, en Suecia; incluso antes de su lanzamiento comercial, varias empresas nos estaban preguntando por el producto, Fibria entre ellas”.

Actualmente, el proyecto Fibria es gestionado por Paola Jiménez, responsable de desarrollo de productos de lubricación en SKF Lubrication Systems, Países Bajos. “Fibria comenzó a utilizar el sistema TLDD en septiembre de 2018. Estamos en contacto permanente con ellos para seguir su evolución. Nunca habían trabajado con un sistema de lubricación automática, y mucho menos con un sistema inalámbrico, pero su experiencia global ha sido muy positiva”, explica.

Cristiano Recla Soprani (izquierda), director ejecutivo de mantenimiento de Suzano Aracruz, y Elielton Almeida de SKF.

Una colaboración duradera

Gracias al impacto positivo del TLDD, Fibria ha renovado el contrato de servicio y mantenimiento con SKF por otros cinco años. Así, las dos empresas llevarán los últimos 15 años trabajando juntas y esperan continuar la colaboración durante muchos más.

Según Cristiano Recla Soprani, director ejecutivo de mantenimiento de la unidad de Aracruz: “la colaboración con SKF tiene una base eminentemente tecnológica. Hoy este pilar es fundamental para mantener nuestra actividad, que es muy compleja, y nos permite reducir el índice de fallas de máquinas y optimizar los costos”.