Tecnología digital

Tejidos con seguridad

Desde que se instalaron los servicios de mantenimiento preventivo de última generación machine health reporting program de SKF, los problemas de equipos son cosa del pasado en RTI Biologics. El reto, ahora, es arreglar las máquinas antes de que se rompan.

Related Articles

Datos

RTI Biologics, Florida

RTI Biologics Inc. es un proveedor líder de implantes biológicos estériles para cirugía. Su compromiso es progresar por medio de la ciencia, la seguridad y la innovación. RTI prepara tejido humano donado y tejido bovino para su trasplante mediante un proceso de evaluación y revisión extensas, una conformación de precisión y procesos de esterilización validados y patentados. Esos implantes de aloinjerto y xenoinjerto se utilizan en la cirugía de la columna vertebral, medicina deportiva, ortopedia, odontología y otras especialidades quirúrgicas. www.rtix.com

Desde que se instalaron los servicios de mantenimiento preventivo de última generación machine health reporting program de SKF, los problemas de equipos son cosa del pasado en RTI Biologics. El reto, ahora, es arreglar las máquinas antes de que se rompan.

Industria

En la primavera de 2010, Johnny Simmons III estaba jugando al béisbol con el equipo de su escuela cuando la pelota de un compañero de equipo le dio de lleno en la cara. Le aplastó la órbita del ojo izquierdo y le rompió la retina. Johnny cayó al suelo pensando que terminaría el partido con un ojo morado pero los entrenadores, que vieron que le salía sangre de los ojos, las orejas y la nariz, se dieron cuenta de que las lesiones eran graves. De hecho, sus médicos le advirtieron que podía perder la vista en el ojo izquierdo y que quizás no pudiera volver a jugar al béisbol. Más tarde, otro especialista propondría la reconstrucción de la órbita, que es lo que se hizo, utilizando trasplantes óseos y tisulares para formar una especie de masilla que ayudó a recomponer la estructura perdida. Recuperó la vista y, un año después, el chico ya estaba jugando otra vez.

Por una curiosa coincidencia, su abuelo, Johnny Simmons, ingeniero de fiabilidad en SKF USA, Inc., trabajaba con RTI Biologics, uno de los mayores proveedores globales de implantes tisulares esterilizados, que prepara una pasta ósea similar a la utilizada en la reconstrucción de la órbita de su nieto. «Ahora nadie adivinaría que estuvo a punto de perder la vista», dice Simmons. «Y juega al béisbol como antes».

Fundada en 1998, RTI ha producido más de 2 millones de aloinjertos (tejido humano) y xenoinjertos (tejido no humano), con cero incidentes de infección secundaria al aloinjerto. La empresa ha desarrollo un proceso exclusivo llamado BioCleanse® para esterilizar tejido humano y bovino y prepararlo para la cirugía. Surgida de la cantera de la Universidad de Florida, la empresa cotiza en bolsa desde el año 2000 y se fusionó con la empresa alemana Tutogen en 2008. Hoy, RTI ocupa 16.250 metros cuadrados en Progress Corporate Park en Alachua, un bucólico parque de negocios enfocado a la biotecnología y las ciencias de la vida en Florida.

Gracias a sus productos exclusivos y su especialización, la empresa ha experimentado un crecimiento espectacular. Hoy se la considera la empresa de transferencia tecnológica de más éxito en términos de ingresos generados para la universidad e invertidos en investigación adicional.

RTI Biologics da empleo a 700 personas en todo el mundo. De éstas, 500 trabajan en su sede de Alachua. Las instalaciones, con una limpieza impecable, funcionan las 24 horas del día, siempre listas para recibir tejido humano donado. Cuando se recibe este tejido, se coloca en refrigeradores de cuarentena mientras se realizan pruebas para determinar su idoneidad para el trasplante. A continuación, se da al tejido su forma definitiva y se esteriliza mediante uno de los procesos patentados de esterilización de tejidos de RTI antes de enviarlo a cirujanos en todo el mundo. Todos los aspectos del proceso y de las instalaciones deben cumplir normas de calidad médica. Chuck Ratliff, jefe de planta, es responsable de su cumplimiento.

Cuando Ratliff se incorporó a la empresa hace seis años, el mantenimiento consistía en mantenimiento reactivo y un programa básico de mantenimiento preventivo. Cuando se averiaba una máquina, se llamaba a los técnicos a cualquier hora del día o de la noche para realizar reparaciones de urgencia. El equipo reaccionaba con rapidez pero el proceso les obligaba a mantener un inventario importante de repuestos para las reparaciones. Cada vez que se producía una avería, había que apagar todas las funciones centrales de apoyo, con lo que no se podían enviar implantes tisulares a los pacientes que los necesitaban hasta que se reparara el equipo averiado. El sistema tenía un índice de rendimiento del 80 por ciento. La empresa buscaba un procedimiento de mantenimiento más eficaz que mejorara la fiabilidad de sus equipos.

Estudiando alternativas, RTI se puso en contacto con SKF y su Ingeniero de Fiabilidad, Johnny Simmons, que precisamente trabajaba en el norte de Florida. Simmons presentó a Ratliff y Randy Cannon –un especialista de mantenimiento– un nuevo sistema de detección de vibraciones desarrollado por SKF que ofrecía resultados muy superiores a la media del sector. «RTI fue el primer centro en los Estados Unidos seleccionado para este nuevo programa», dice Simmons.

El machine health reporting program de SKF utiliza un sistema de grabación basado en los datos de vibraciones. RTI suplementa el programa con análisis por ultrasonidos e infrarrojos. Ahora, toda la maquinaria de soporte de RTI Biologics se somete a un proceso de informes mensuales. Los datos adquiridos se envían electrónicamente a Simmons, quien los revisa para detectar cualquier indicio de disfunción de los equipos. Puede detectar problemas potenciales mucho antes de que se conviertan en emergencias y su informe ayuda a RTI a identificar y corregir los problemas antes de que provoquen una avería. El sistema anterior utilizaba informes trimestrales y, al estar tan espaciados, era difícil anticiparse a los problemas a través del análisis de datos. «No es factible pedir a alguien que avise de los fallos con tres meses de antelación», dice Cannon. «Era una cuestión de suerte».

Hoy, RTI goza de un índice de rendimiento de sus equipos del 98,7 por ciento y la empresa piensa mantener ese nivel de perfección.

Pasar de un enfoque reactivo a un programa de mantenimiento predictivo planteó algunos retos para Ratliff y su equipo técnico. Aunque ya no se tienen que levantar en plena noche para contestar una llamada de emergencia, han tenido que renunciar a la satisfacción de solucionar un problema urgente. A pesar de que su trabajo ha perdido algo de emoción, Ratliff afirma que su equipo aprecia la solución de los problemas antes de que ocurran y las ventajas de tener las máquinas siempre en estado óptimo.

«Ahora la motivación es mantener ese estado y estar preparados para arreglar una máquina antes de que se rompa», dice Ratliff. «Estamos situando la empresa entre las mejores del mundo. Nuestro objetivo es ser un referente en el mantenimiento predictivo».


Ingeniería del conocimiento

SKF aplica sus conocimientos técnicos para ofrecer soluciones para distintos tipos de máquina. Desde hace más de un siglo, las soluciones innovadoras de SKF en rodamientos han ayudado a aumentar la eficiencia, mejorar la fiabilidad y ahorrar energía. Hoy, la amplia gama de productos y servicios de SKF contribuye a conservar los recursos naturales y proteger el entorno. SKF presta los avanzados servicios del machine health reporting program a RTI Biologics, gracias a los cuales el índice de rendimiento de los equipos de la empresa ha pasado del 80 al 98,7 por ciento.