Industria

UN BUEN PAPEL

La empresa brasileña Fibria Celulose S.A., el mayor productor de pulpa de eucalipto del mundo, lleva más de 12 años trabajando con SKF para maximizar la eficiencia de sus plantas.

Related Articles

Resumen

Productos y producción sostenibles
La materia prima que utiliza Fibria para producir la pulpa de papel procede exclusivamente de bosques plantados y es renovable y reciclable. Fibria está firmemente comprometida con el desarrollo de proyectos y programas medioambientales.

La empresa también se ha comprometido a adoptar las mejores prácticas medioambientales en toda su cadena de producción, incluyendo las plantas de fabricación. La planta más reciente de Fibria, Três Lagoas, con una capacidad de producción anual de 1,3 millones de toneladas de pulpa, aplica el concepto de “ecodiseño”, utiliza procesos de producción más limpios y ofrece un entorno de trabajo seguro y agradable. Además, la fábrica es totalmente autosuficiente a la hora de cubrir de sus necesidades energéticas; utiliza biomasa del eucalipto y licor negro (generado durante la producción de la pulpa).

Enlaces relacionados

Fibria

SKF Integrated Maintenance Solutions

Contacto de venta

Silas Santana, Silas.Santana@skf.com

Vinicio Alvarenga da Fonseca trabaja como ingeniero de mantenimiento para Fibria, la empresa brasileña líder en la fabricación de pulpa de papel, y apenas ve diferencias entre el personal de Fibria y los empleados de SKF que velan por el buen funcionamiento de las instalaciones de sus plantas.

“Aquí no diferenciamos entre las dos empresas”, dice da Fonseca. “Para nosotros, todo es Fibria. Los empleados de SKF tienen responsabilidades y el mismo compromiso que cualquier empleado, y son igual de importantes”.

Fibria tiene una capacidad de producción anual de 5,25 millones de toneladas. Las condiciones de producción de la celulosa se caracterizan por una elevada humedad. Las máquinas deben ser fiables a velocidades bajas y medias y con una amplia variedad de cargas, lo que supone una dura prueba para su vida útil.

Para hacer frente a estos retos, Fibria utiliza desde hace 12 años las soluciones personalizadas ofrecidas desde las cinco plataformas tecnológicas de SKF bajo el paraguas de una solución integrada de mantenimiento (IMS).

Para SKF, el contrato con Fibria es el más importante y el más duradero de su tipo. Hace poco fue prorrogado cinco años más, ampliando su alcance a una tercera fábrica.

Joselito Moreira Chagas, jefe de servicio de SKF Reliability Systems, dice: “Nuestra responsabilidad ha ido cambiando con los años y con la incorporación de nuevas tecnologías de SKF. Éstas incluyen actividades de inspección como la termografía, el Centro Diagnóstico Remoto SKF, la aplicación SKF @ptitude Decision Support y soluciones para equipos rotatorios”.

La prórroga del contrato es consecuencia del grave contratiempo de 2010, cuando la planta más nueva de Fibria en Três Lagoas, en el estado brasileño de Mato Grosso do Sul, sufrió una paralización larga y no programada debido al fallo prematuro de un lavador. Después de que ni un análisis extenso de la caja de engranajes ni largas reuniones con el proveedor de los rodamientos (no era SKF) dieran resultado, Fibria pidió a SKF que realizara una evaluación dinámica avanzada. Se identificó correctamente la causa raíz y se resolvió el problema.

En 2011, Fibria decidió encargar a un solo proveedor el mantenimiento de todas las unidades del mismo modelo. La oferta elegida fue la de SKF. Hoy, el contrato incluye a 68 empleados a tiempo completo de SKF.

Vinicio Alvarenga da Fonseca afirma que SKF está presente en todos los segmentos de Fibria. “Su dedicación y profesionalidad en el cuidado de nuestros equipos aportan fiabilidad a nuestra producción”, dice. “Contamos con SKF como colaborador responsable de Fibria”.

Desde que entró en vigor el contrato IMS, la eficiencia de las plantas de Fibria ha mejorado significativamente. En una de ellas, la reducción de las interrupciones no programadas ha supuesto una aportación al beneficio bruto de cerca de dos millones de euros y una reducción del 40% en el consumo de rodamientos.

@ptitude es una marca registrada del Grupo SKF

 

Contratos IMS
Un contrato IMS es lo opuesto a un enfoque genérico del mantenimiento. Es una colaboración estratégica en la que SKF se convierte en parte integrante de un equipo de trabajo en planta. Los conocimientos de SKF se combinan con la experiencia de la plantilla para desarrollar soluciones adaptadas. Cada contrato se adecúa a los objetivos y las necesidades de una empresa concreta.

El primer paso es una evaluación detallada de las prácticas de mantenimiento vigentes. Se lleva a cabo una revisión de la estrategia de mantenimiento para analizar y comprender los objetivos de la empresa, identificar las áreas críticas y adaptar esa estrategia en consecuencia.

Se estudia la gestión de la cadena de suministro con el fin de reducir los costes asociados a la gestión de compras, suministros y existencias. A continuación, se diseñan actividades proactivas de mantenimiento de la fiabilidad, identificando la causa raíz de los fallos y aplicando las medidas necesarias para que no vuelvan a ocurrir. Mediante actualizaciones tecnológicas se mejoran la fiabilidad y el rendimiento de las máquinas. Además, se llevan a cabo tareas de mantenimiento relativas a la precisión, supervisadas y ejecutadas por ingenieros de SKF, y se reparan máquinas con soluciones como la alineación de precisión con láser y avanzados sistemas de lubricación. Mediante cursos de formación adaptados, se mantiene a los empleados al corriente de las mejores prácticas globales.